martes, 8 de abril de 2014

Los que desaparecen como el humo

Hace ya semanas estaba escuchando "El Llamador" y esa noche se estrenaba una nueva sección llamada "el purgatorio", en la que a modo de tertulia se desgranaba en concreto una polémica reciente en el seno del Consejo de Hermandades de Sevilla.

Participaban Joaquín Delgado Roig, Joaquín Moeckel y Adolfo Arenas. El segundo, que fuera Hermano Mayor del Baratillo, habla sin tapujos de esa gente que desaparece de la Hermandad cuando deja de ostentar un cargo. Cargo que atrae con imán a más de uno que se perpetúa en el cargo.

Y Moeckel lo dice claro claro, y alto. Muy benévolo en mi opinión ha sido con lo que se merecen los aficionados al photocall cofradiero de los que este mundillo parece estar lleno.

A todos esos gachones*, ¡dedicada esta entrada!

(Un gachón es un varón, pero en ocasiones se utiliza con tono despectivo siendo sinónimo caradura, sinvergüenza)