domingo, 23 de marzo de 2014

Sus pasos estorban. No hay sitio...

Hoy es 23 de marzo. Hoy faltan tres semanas para que amanezca un nuevo Domingo de Ramos, y veintiséis días para que la Carretería llene el Arenal de Sevilla con su sabor clásico. Casi un mes. 

¿Y saben qué? Qué el Santísimo Cristo de la Salud ya está presidiendo su monumental paso de misterio. Si. Ya está en lo alto del canasto de las maromas.

Que alguien por favor le mande un enlace de esta entrada a alguno de esos Sacerdotes, Párrocos, Priores y Prioras (si por una casualidad recóndita los hubiera...) a los que montar los pasos en un par de días les parece razonable,  o a aquellos a los que los pasos les estorban en sus templos (si es que conocieran ustedes algún caso). Yo creo que hasta que esas personas no entiendan lo mucho que aporta la religiosidad popular, en este caso concreto la presencia de los pasos de una cofradía en la iglesia, la Semana Santa de Alcalá y sus cofradías no relucirán lo que en otras circunstancias podrían (no como para caprichosamente convertirse en fiesta de interés turístico nacional como se pretende desde el Ayuntamiento, pero si para mejorar un punto más. Y sobre todo para que las hermandades sean parte de la Cuaresma).


Los pasos de la Hermandad de Jesús Despojado
En la Parroquia de Santiago, cuatro pasos ya esperan a ser montados

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema es que en Alcalá esto casi no sería posible ya que las hermandades ensayan hasta los últimos días con los pasos o tronos que luego lucen en sus estaciones de penitencia ya que no se dispone de parihuelas para ensayar únicamente, así que estaría complicado ver los pasos montados días o semanas antes de su salida procesional.

Tertulia "La Corriente" dijo...

Bueno, tal vez no sea necesario ensayar hasta el último momento. Si se permitiera que los pasos se montaran antes, los capataces distribuirían sus ensayos de tal manera que los pasos pudieran estar en las iglesias en el momento apropiado, y el trabajo de la cuadrilla realizado ya para entonces. No creo que el asunto de los ensayos sea el problema fundamental aquí. Creo que las trabas vienen más por parte de quienes ven en los pasos un estorbo.

Anónimo dijo...

Por favor, no le echemos la culpa ahora a los capataces por querer ensayar hasta el ultimo dia.

La única razón, como todos sabemos, es que las iglesias rebosan de creyentes y es imposible que los pasos estén dentro sin que eso signifique impedir la entrada a personas.

Creo que alguna Universidad de prestigio debería de realizar un estudio sobre estas avalanchas en los templos complutenses que impiden, según tengo oido, que los pasos del Domingo de Resurrección se monten antes del sábado santo, pocas horas antes de su salida procesional.