viernes, 31 de enero de 2014

Parece que ha llegado el momento

Era diciembre de 2011 cuando en casa de mi amigo Carlos oí hablar por primera vez del Cristo atado a la columna que estaba tallando Álvarez Duarte, de manera novedosa, en su dilatada carrera artística. Publiqué la noticia, y se levantó un enorme revuelo. Preguntas como ¿será para la Hermandad o para el Monasterio? ¿procesionará? ¿por qué se cambia el Cristo? ¿por qué la Junta Directiva de la Hermandad no nos ha informado? revolotearon durante días. Muchas de ellas fueron siendo resueltas poco a poco, de manera más o menos fiable. Otras siguen hoy en el aire.

La publicación de las fotografías de la obra ya terminada viene a reavivar esa incertidumbre que es para muchos apasionante -pues han seguido desde la distancia el proceso de creación a través de distintas noticias que se han ido publicando-. Para otros este momento es de desconcierto pues no saben, como no sabe nadie excepto la Priora de la Comunidad carmelita, si esta talla procesionará, y de hacerlo, cuándo será. Entiendan que quiero decir que el desconcierto, más que por saber si el Cristo saldrá a las calles de Alcalá, debe generarlo el hecho de si se sustituirá la actual imagen de Olot por esta nueva talla, y lo que ello implicaría: cambio de imagen titular en una Hermandad que no ha elegido ese hecho, por no ser de su competencia (las imágenes son propiedad de la Comunidad carmelita).

Para añadir más intriga a este momento que me atrevo a llamar histórico -por la relevancia de la llegada de una obra de Álvarez Duarte a Alcalá, independientemente de su destino o uso procesional-, las instantáneas en la sala de exposición del taller del imaginero sevillano muestran a un portentoso Cristo atado a la Columna, de dolor sereno en el rostro, alejado del dramatismo de Buiza en su Cristo atado a la columna de la Hermandad de las Cigarreras, acompañado de una Virgen dolorosa de vestir. Al leer la noticia en Pasión en Sevilla algunas dudas parecen disiparse. 

La Virgen recibirá culto bajo la advocación de Dolores en su Esperanza (tal vez por su llegada a Alcalá en este 2014, año de la Esperanza -dándose la coincidencia de que es este también el nombre de la priora de la Comunidad-). Reza asimismo la noticia que ambas imágenes procesionarán la próxima Semana Santa desde este monasterio. Se trata de una obra dulcísima de la Virgen, si dejar de mostrar su dolor. Ojos sonrojados de llanto, y cabeza con inclinación hacia delante, y hacia su derecha. Una magnífica talla mariana que merece todos mis elogios. Se puede leer en la página de información cofrade, Pasión en Sevilla, que esta imagen es la que aparece en el libro biográfico del imaginero y que fue viendo esas páginas cuando y donde las RR.MM. Carmelitas se extasiaron viendo la Virgen y decidieron adquirirla. Siendo cierta esta información, la adquisición de la Virgen (obra realizada con anterioridad) habría conducido a la firma posterior del contrato de ejecución del Cristo atado a la columna, en contra de lo que yo creía que ocurrió (la adquisición del Cristo hizo llegar a manos de la Comunidad el libro biográfico donde vieron esta imagen de la Virgen y decidieron adquirirla junto con la talla del Santísimo Cristo). En algunas referencias a esta talla en internet y en el propio libro "El niño imaginero", se apunta a que llegó a serle ofrecida la imagen a la Hermandad sevillana de las Siete Palabras para la sustitución de la actual titular de la Hermandad (la Virgen de la Cabeza). Frustrada esta operación, quienes visitaban el taller de Gines de donde salen estas obras, le pedían paciencia al imaginero para que se asegurase de que la bella Dolorosa no saliera de Sevilla. Finalmente la obra viajará en breves fechas hacia Alcalá, donde recibirá culto -en la clausura, o en la iglesia. Es este un dato no confirmado aún-, para pena de muchos sevillanos enamorados de esta obra de quien ya regalase a Sevilla imágenes como las de Guadalupe o Patrocinio, entre otras muchas.

No es la primera vez que las noticias publicadas respecto a este encargo (que ahora sabemos que es de dos obras, y no solo del Cristo, como se pensaba) no se han cumplido. Se aseguraba por ejemplo que la imagen cristífera sería presentada en Sevilla, cosa que no ha sucedido por expreso deseo de la Comunidad. También fallaron algunas fechas estimadas de entrega, que ponían al Cristo en Alcalá hace ya dos años. ¿Será pasado mañana el día en que la nueva obra del artista llegue a nuestra ciudad, o será un nuevo error en la noticia? ¿Estarán expuestas ambas imágenes para la veneración de los alcalaínos, como indican las fuentes de la web cofrade sevillana, o pasarán directamente a la clausura?

Otras preguntas muy importantes que se me ocurren giran en torno a la aceptación del cambio de ambos titulares, si es que ese es el fin de las obras, por parte de los hermanos de la Columna. Cofrades que por otra parte, poco pueden hacer más que expresar su opinión ya que las tallas (las actuales y las que están a punto de ser entregadas) son propiedad de la Comunidad de religiosas carmelitas.

Sabiendo del buen hacer del imaginero, no me cabe duda de que habrá dotado al magnífico Cristo flagelado, las pátinas y barnices adecuados que lo protejan de las fotografías, los trípodes y los flashes, para que en esta ocasión los aficionados a la fotografía cofrade si podamos recoger en nuestras cámaras el maravilloso regalo que las Madres Carmelitas hacen a Alcalá en este año de la Esperanza. 

Esperanza de que tal vez estos cambios importantísimos en las imágenes que algunos ya dan por hecho que serán las nuevas titulares de la Hermandad de la Columna sean el punto de inflexión que la corporación del Miércoles Santo necesita para retomar la senda de la normalidad, del crecimiento, de la unión,... de la que se separaron hace ya un tiempo y que por el bien de la Semana Santa complutense, deben recuperar -si se les deja-.

Aquí tienen más enlaces a las imágenes que se publican en Pasión en Sevilla:



Otro enlace de interés es este, al blog Passio Ostippensis, que le dedica un artículo al imaginero.

viernes, 24 de enero de 2014

La promoción de la Semana Santa

En la semana en la que hemos sabido que el pregonero, este año, tampoco es un cofrade; que la fecha del acto -porque me resisto a llamarlo pregón- se mantiene y se celebrará más de un mes antes de Semana Santa; en la que se ha mostrado por parte del Ayuntamiento el cartel oficial en FITUR, y luego ya, en segunda y extraoficial instancia, han tenido acceso a él los cofrades de la ciudad;...

En esta semana, llega también la forma de promocionar su Semana Santa otros ayuntamientos. Una Semana Santa que no necesita promoción, pero que ahí tiene su video (que comparto con ustedes ahora mismo).





Hacer las cosas de una manera y de otra requiere sobre todo interés, afán de superación, inconformismo, motivación,...

En un video del formador Emilio Duró, dice "copia a la bestia". Claro, no vas a copiar al torpe, cuyas acciones han demostrado no dar resultado... Yo tengo claro cuál es "la bestia" a la que hay que copiar (en determinados aspectos, por supuesto, pues en otros la imitación sería infructuosa). 

Reflexiona Duró: "si haces lo de siempre, te pasará lo de siempre". ¿Es que no es obvio que la Semana Santa anda estancada en Alcalá, que pasa lo de siempre una y otra vez? Pregunto porque tal vez sea yo el que tenga la visión distorsionada. Si es así, enhorabuena al Ayuntamiento y a la Junta de Cofradías y no dejen de trabajar en esa línea.