sábado, 27 de octubre de 2012

La primera de la serie otoñal

Ayer jueves retomamos la tertulia en la sede de la Asociación de Hijos y Amigos de Alcalá. Muchos me han preguntado el motivo de la tardanza en la convocatoria, pues la idea original era retomar los encuentros inmediatamente después de la Semana Cervantina (que como saben, ocupa el tiempo de varios cofrades que colaboran en los puestos de sus Hermandades).

El motivo, que les explico ahora, como ya lo hice ayer para comenzar la charla, no es otro que los recelos de algunos miembros de la Junta Directiva de la Asociación a nuestras reuniones. Al parecer, después de pedir el permiso a la Presidenta, en presencia del Vicepresidente, y contar con su visto bueno, algunos miembros de su equipo le mostraron la preocupación "por lo ocurrido el año pasado". Es por esto que se me invitó a escuchar los motivos en la sede misma, así como a exponer mi opinión al respecto. A lo que hacen referencia como "lo ocurrido el año pasado" -refiriéndose a las tertulias de la Cuaresma de 2012- es al supuesto ataque que los tertulianos habríamos efectuado contra las cofradías de Alcalá, con el malestar de éstas a nuestras reuniones por el daño que las opiniones habrían provocado. Además, las discusiones habrían sido de tal magnitud en el seno de las charlas que mantuvimos, que hasta en una ocasión "tuvieron que separarnos porque casi llegamos a las manos".

Escuché con estupor y sorpresa las acusaciones emitidas por algunos directivos y trasladadas a la Presidenta, que a su vez las ponía en mi conocimiento. Una vez acabó su exposición, le aclaré que se trataba no de un malentendido sino de una mentira perversa, maliciosa y premeditada, pues como bien saben ustedes, tertulianos, todo lo denunciado es categóricamente falso, dándose además la tremendamente curiosa casualidad que a las tertulias solamente han acudido dos miembros de la directiva de la asociación, que lo hicieron en la primera cita, y que nunca volvieron a compartir con nosotros los agradables momentos vividos en Cuaresma -con torrijas, que no "tortas", incluídas-. Y en aquella primera tertulia, como recordarán con facilidad los asistentes, no hubo intentos de agresiones, como no los ha habido en ninguna otra ocasión. No se atacó con saña a ninguna Hermandad, como no se ha hecho nunca -el problema, una vez más, vislumbro que radica en calificar como ataque dañino a todo aquel comentario que a alguien no le guste escuchar, pero que no deja de ser una opinión razonada y particular-.

Es por esto que puedo decir claramente que algún embustero con mala intención, pretendió dar por zanjado esta serie de encuentros que acabamos de retomar. Afortunadamente, la sensatez de María del Carmen y Amado, Presidenta y Vicepresidente respectivamente de la Asociación, que no tuvieron complejos en escuchar la otra versión -que no es sino la verdad irrebatible- y dejar las puertas abiertas de su sede, lo que agradezco enormemente desde aquí, a estas citas que creo son muy enriquecedoras para todos cuantos participamos en ellas.

Después de esa aclaración a los presentes, que creo que era más que necesaria, no fuera a ser que los mismos pinochos inventores de la falacia pretendieran seguir dando pábulo a sus fantasiosas invenciones, nos metimos de lleno en harina, hablando de cuántos temas hay por tratar: las Glorias de 2012, la nueva Hermandad de la Resurrección, la Junta de Cofradías y su situación actual, las reflexiones que mi amigo Ruano me planteaba el otro día por teléfono y que creo serían un gran punto de partida para un debate futuro,.ºde acompañarnos en alguna tertulia del futuro próximo, y que los planteamientos reflexivos de Fernando requerirían más tiempo de debate que la hora y cuarto disponible, comenzamos a hablar de las Glorias, con una interesante pregunta lanzada por María Jesús acerca de la unión de estas Hermandades letíficas en una Junta de Hermandades propia. Opinaban algunos de los presentes que no era necesario unirse en una institución de ese tipo para poder organizar actividades conjuntas, como ya se demostró cuando se organizaron las migas solidarias hace unos años. Otros, consideraban que si sería interesante esa unión.

Esa posibilidad, la de una Junta de Hermandades de Gloria, abrió la puerta a hablar de la Junta de Cofradías penitenciales, que el pasado 18 de octubre volvió a reunirse. De aquella reunión, salió la decisión unánime de proponer a un cofrade alcalaíno de amplia experiencia, el dirigir una Junta de Cofradías que parece últimamente incómoda y poco efectiva. Esto requiere una modificación integral de los Estatutos de la Junta, y más allá, de la manera de trabajar y organizarse la misma. Se habló de la independencia que mantendrán las Hermandades, de si las decisiones de ese Presidente -"externo" como alguien lo calificó- serían vinculantes para los Hermanos Mayores, de la conveniencia o no del cambio. Creo, que la opinión mayoritaria fue el SI. Ahora falta por ver cómo se llevan a cabo esos ajustes y cuál es el grado de compromiso de las Hermandades, o mejor dicho, de sus dirigentes, apra con este nuevo proyecto.

Hablamos de la Hermandad del Val, del hecho tristemente sorprendente para la mayoría de los presentes de verla de nuevo a ruedas este pasado septiembre. Hablamos de qué motivos tenía la Junta de Gobierno de la Hermandad patronal para delegar la responsabilidad de sacar su imagen a los paracaidistas y los agentes de la Policía Local. Se planteó si la devoción a la Virgen es lo suficientemente importante como para asegurar que siempre habría gente del pueblo llano, alcalaínos -o no- que le profesan devoción, que estarían dispuestos  a sacarla a hombros. De hecho surgió la información para algunos desconocida de que los anderos de la Cofradía de la Virgen de la Cabeza se ofrecieron a la Hermandad del Val para ese menester.

A pesar de que la devoción por la Virgen del Val es importante, hablamos del hecho de que tal vez la Hermandad, pero no solo la de la Alcaldesa y Doctora, sino todas en general, no han sabido atraer esas devociones. Es como si hubiera un distanciamiento que cuesta mucho esfuerzo reducir, entre las corporaciones y el pueblo de a pié. Tal vez sea esa separación la que provoca lo que alguien señaló: "en Alcalá no hay ambiente cofrade".

Esta aseveración -compartida por varios- nos llevó a una exposición acerca de los detalles nada despreciables que identifican y conforman la idiosincrasia del cofrade: la estética en las celebraciones, la puesta en escena de los actos, como si de aquella necesidad añeja de llamar la atención de la gente en las iglesias de siglos pasados siguiera en vigor para los que hoy seguimos creyendo en la necesidad de esos detalles, de esos exornos, para atraer hacia Dios mediante la emoción que produce esa estimulación de los sentimientos.

Creo que se me ha ido de las manos este resumen, pero así los que no han podido acompañarnos en esta primera tertulia podrán obtener una idea clara de lo que allí compartimos. En la próxima, espero que estén todos. En breve espero poder fijar la fecha para el mes de noviembre.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Está claro que en este pueblo no aprendemos.

El tema de las cofradías y la semana santa se reparte entre los cuatro de siempre y en cuanto aparece una voz discordante pretenden acallarla, incluso, como es el caso, con mentiras.

No entiendo cual es el miedo de estas personas, lo que me lleva a pensar que se trata de ignorancia pura y dura por su parte.

Y, por tanto, y sin acritud, simplemente para que estas personas sean mas felices viviendo y dejando vivir, me gustaría citar una frase de Honoré de Balzac para que mediten sobre ella: "La ignorancia es la madre de todos los crímenes. Un crimen es, ante todo, una falta de raciocinio".

Personalmente, considero que coartar la libertad de expresión y mentir son actitudes criminales hacia la libertad del ser humano, y por tanto, una absoluta falta de raciocinio.

Anónimo dijo...

Se olvidaba hacer una mención especial a Mª del Carmen y a Amado por no dejarse influir por los comentarios que les llegaron acerca de las Tertulias realizadas en su sede y dar la oportunidad a su organizador de aclarar todas estas mentiras.

"¡Chapó!" por ellos.

Anónimo dijo...

????????
Vaya parrafada que te has marcado para decir que son unos ignorantes mentirosos!!!!!!!

Tertulia "La Corriente" dijo...

Les tengo que pedir disculpas, pero en el resumen olvidé mencionar que al hablar de la Cofradía de la Virgen del Val, surgió el tema de los Santos Niños, el muy repetido intento de formar una Hermandad que les de culto, las diferencias abismales de devoción que parecen suscitar aquí (aparentemente muy escasa a pesar de ser patronos de la Ciudad) en comparación con, por ejemplo, Tielmes. Se habló de los motivos plausibles para que nunca haya llegado a cuajar una Hermandad, y se planteó la duda de si para "adecentar " la procesión, que hoy por hoy es de un estilo poco acorde con la imagen cofrade que se quiere dar de Alcalá (y que se podría dar si se quisiese) es necesario que haya una Hermandad de los Santos Niños que se encargue de ello. Yo personalmente creo que no, que no es necesario, si bien sería interesante que así fuera. Pero aún no habiendo Hermandad, se puede incentivar la participación del pueblo de Alcalá de varias maneras, incluso encargando la organización a otra corporación.

David Martinez dijo...

Una cofradia encargada de la procesion de los Patronos. Puede que lo que necesitemos es que una de nuestras corporaciones se convierta en Archicofradia. ¿No?. Podria ser la solucion. Es solo una idea mas.

Anónimo dijo...

Podía darse la posibilidad de vincular la Virgen del Val a varios pueblos de la comarca y que se inviten a parroquias de esos pueblos y de parroquias alcalaínas a llevar en andas diversos tramos de la procesión; invitar o hermanarse con la cofradia de la Virgen de la Antigua de Guadalajara, las dos capitales del valle. Engrandecería la procesión. Las parroquias vivirían con ilusión llevar a la patrona en andas. Los Santos Niños podría invitarse cada año a que miembros de de cada parroquia de la Diócesis llevaran en andas a los patronos diocesanos. Vendrían muchos acompañantes de toda al diócesis y se ampliaría la influencia de los Santos Niños. Podría hacerse un paso de mayor tamaño para acoger a tantos anderos. O pedir voluntarios civiles y establecer turnos de relevos. Pedro.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Hola amigos cofrades.

En primer lugar Enhorabuena por el buen trabajo que esta haciendo la tertulia cofrade la corriente y a su mentor de ella Jose Diego Fagundo.

Ya era hora que en Alcala desde este portal, se pueda hablar y dar opiniones de la Semana Santa Alcalaina con absoluta libertad , de todo aquel cofrade que en ella quiera expresar su opinion libremente, con un fin llevar el espiritu cofrade al pueblo de Alcala de Henares.

Tertulia con una identidad propia, con caracte , libre en sus opiniones por ello no debemos entrar en las provocacione que desde fuera nos hacen , siempre respetaremos las opiniones de las personas, aunque a veces no las compartamos, por ese motivo esta tertulia es objetiva y caminara siempre de frente y por un trabajo bien hecho.
Un abrazo al cofrade Alcalaino.

Fernando Ruano Garcia.

Estamos

Anónimo dijo...

yo creo que el 80 por 100 de las cofradias y hermandades es todo mentira y el resto es verdad un excostalero de la soledad

Anónimo dijo...

Seguramente tienes mucha razón, pero si logras ignorar ese 80 por cierto y valorar el resto de verdad, disfrutarás mucho de la hermandad. Como la vida misma.

Un costalero de la Soledad

Anónimo dijo...

Cuando hablas mal de otras personas sin haberlas escuchado directamente, corres el riesgo de estar contado lo que otros quieren que cuentes y que además sea mentira.
Medítalo y date unos golpecitos de pecho que nunca vienen mal.

Anónimo dijo...

¡Despabílate salao!