martes, 20 de diciembre de 2011

La Expectación de María

En un principio había pensado ir a Sevilla a verla a Ella, a la Esperanza, a la Macarena. Pero al final quedó descartado por lo apretado de la agenda. Tenía ganas de verla allí abajo, a la altura de las personas, bajando para mostrarse más Madre que nunca. Ante el cambio de planes, rápidamente me acordé de esa otra Esperanza que mora en San Isidro, en la calle Toledo. Pero tampoco pudo ser...

Y al final, mi vínculo con la Expectante Virgen María este año 2011 vino de manos de mi Hermandad del Carmen, que celebra desde hace unos años una emotiva y llamativa Misa según el rito hispano-mozárabe, en honor de esa Mujer que trae la Salvación en su vientre.

El rito, la celebración, bien merece una visita a Alcalá en estas fechas. Por cierto que fue un dia intenso para la Comunidad carmelita del Monasterio, pues por la mañana la Hermadad de los Doctrinos había decidido dar por finalizados sus actos conmemorativos de su 350 aniversario fundacional en el templo del Corpus Christi (los motivos, parece ser, la posibilidad de acoger más fieles que su ermita).

Pero ahora les dejo, pues esa era la intención de esta entrada, con mi vivencia de la festividad de la Esperanza.