viernes, 18 de febrero de 2011

Mi Semana Santa 2010: Viernes Santo, San Isidoro

Saliendo de la estrecha calle que une la Alfalfa y la Plaza del Pan, y que recibe el nombre de Alcaicería (de la Loza), aparece el paso del Señor de las Tres Caídas. Mismo nombre que el que reside en Pureza, pero de corte dimaetralmente opuesto. Nazarenos de ruán, esparto y silencio, frente a las capas blancas de la Madrugá. 

Dicen del cirineo de este paso que es la mejor imagen secundaria de Sevilla. Lo lamento, pero estaba en el lado de la calle equivocado y poco puedo mostrarles de él. Muy originales las flores del primer paso.

Y detrás de Él, la Virgen de Loreto, mi patrona, con su avión en la mano. Corona regalada y restaurada por suscripción popular entre los miembros del Ejército del Aire. Soberbios bordados en el palio y curioso detalle el ver a la Dolorosa de San Isidoro ataviada con el manto de la Virgen de gloria de la Salud, de la misma parroquia.







Mi Semana Santa 2010: La Madrugá, El Gran Poder

Sin palabras. Al fin y al cabo, es EL SEÑOR, con mayúsculas. Más que una talla. Es la devoción avanzando por las calles de una ciudad como la mía, bajo el manto oscuro y frío de la madrugada. 
La esquina de Gravina y Pedro del Toro, en grata compañía.