martes, 8 de febrero de 2011

Mi Semana Santa 2010: Martes Santo, Los Javieres

Desde los aledaños de la catedral, imponente testigo de nuestra semana gloriosa, anduvimos hacia la Plaza del Duque y avanzamos hacia la Alameda buscando la Cruz de Guía de la Hermandad de negro que procesiona desde Omnium Sanctorum. 

De todas las fotos, ahora que las reviso para publicarlas, me gusta especialmente una que trae recuerdos de antaño ( de una Semana Santa que yo ni siquiera llegué a conocer), de cuando las cofradías, todas, cabían en una calle, cuando no había que esperar varias horas para ver pasar miles de nazarenos. Esta masificación actual es cierto que refleja el peso específico de la Semana Santa de Sevilla, de su importancia, de su trascendencia... Pero es también, en ocasiones, cansina y agobiante, sobre todo para quienes vivieron aquella otra Semana Santa en la que era posible ver todas las cofradías, de cerca, sin estar en la calle horas y horas de aglomeraciones, horas y horas de pisotones, horas y horas de bulla...

A mis padres, que si vivieron aquella Semana Santa y que ya no disfrutan tanto de esta.