domingo, 23 de octubre de 2011

Castilleja, Ciudad Real, Alcalá,...

El paso de Santa Teresa había entrado en su templo cuando nos dirigimos todos a la casa de Hermandad de las Penas, que al igual que al finalizar el ensayo, nos obsequió con unos bocadillos y una tertulia muy agradable en la que entre otras cosas, como no podía ser de otra manera, se habló de la salida que acababa de concluir: de nuestra actuación, de la banda, de tal o cual vuelta, de esta u otra levantá,…

Fuimos entonces a casa de Alberto Donaire. Y allí, me pasó una de esas cosas curiosas que me gusta escribir en este blog.

Eran cerca de las dos de la mañana y allí estábamos el anfitrión, Dani, María, Ernesto y yo, viendo vídeos de Semana Santa (en concreto La Pasión según Sevilla). Claro que llegó el momento de cambiar el DVD, y Alberto nos deleitó con la madrugada del Viernes Santo en Castilleja de la Cuesta.

Cuando vimos la salida, en la que la guardia romana llama a la puerta del templo, reclamando a Jesús para llevarlo ante Pilatos, recordé cómo mi amigo Carlos me contaba las anécdotas de su primera experiencia junto a Luís como encendedores de una cofradía. Surgieron luego varios comentarios en los que Alberto comentaba otras anécdotas, curiosidades de aquella noche fría de la primavera de 2010. Y lo más curioso es que algunas de ellas, las más generales, me provocaban esa sensación de haber vivido anteriormente ese momento. Un deja vu en tercera persona…

Según la grabación avanzaba estaba más seguro de que de un momento a otro vería en ella a alguien conocido amén de Alberto Donaire enfundado en su traje negro. Y así ocurrió… De repente, en la esquina inferior izquierda de la pantalla pude ver con claridad el rostro de uno de los encendedores, que, caña en mano, acompañaba al paso del Señor. Era él. Mi amigo Carlos.

Y no es que esta historia que les cuento sea excepcional. Lo que me ocurre es que me resultó más que curioso, además de emocionante, pensar que estando en Ciudad Real, después de haber sacado un paso, a las tres de la mañana, en casa de un amigo, estaba viendo un vídeo en el que salía mi gran amigo Carlos como encendedor en la Semana Santa de Castilleja de la Cuesta de 2010. ¡No me negarán que cuanto menos es anecdótico! Me hizo mucha ilusión. Me hizo darme cuenta de que este mundo de las cofradías es más pequeño de los que muchos pueden creer, que somos siempre los mismos los que nos encontramos en unos y otros lugares,…

Y esto es lo que les quería contar en esta entrada, porque de cómo conocí a Carlos, que también tiene su historia –similar a esta, pero en sentido, o mejor dicho, localización opuesta- ya les hablaré más adelante.

video video


video

0 comentarios: