lunes, 30 de mayo de 2011

Lunes Santo de 2011: Las Aguas

Desde la calle Tetuán, decidimos ir a ver Santa Marta. Me vinieron recuerdos de adolescencia, cuando en función de con quién saliera a ver cofradías, podía darse el caso de ver el transitar de una de ellas por el peor de los sitios, en el peor de los ambientes, pero la mayoría del grupo se iba satisfecho, tachando en el programa la cofradía que acababa de pasar por delante como "VISTA", cuando realmente deberíamos escribir "SUFRIDA".

Y eso me pasó este Lunes Santo, cuando nos vimos abocados a ver Santa Marta bajo la marquesina de El Corte Inglés de la Plaza del Duque. Marco horroroso, bullicio en exceso,... Vamos, que destrozamos la cofradía. Me quedé con ganas de más, y luego fuimos a buscar otro rincón para verla mejor. Disculpen mis compañeros de fatigas la cara larga, pero es que esas cosas me duelen mucho y aquella situación me estropeó el principio del Lunes Santo. Nada personal.

Así que después de este despropósito, anduvimos hacia Carlos Cañal, donde pretendía ver las Aguas. Claro, que los horarios ya los habíamos descuadrado y la Cruz de Guía no había llegado a esa calle aún, sino que discurría por Castelar. Y se repitió la desdicha: otro mal sitio para ver un paso... A pesar de eso, hice un par de fotos que me gustaron y eso me hizo sentir algo menos mal.

Estas fotos son para mis amigos de las Aguas: Luís Chamorro y, sobre todo, a mi más que amigo Carlos Ríos, entre otras muchas cosas de vida cofrade juntos, por las buenas noticias recientes.






jueves, 26 de mayo de 2011

El de la camiseta azul...

Estaba paseando, con la inmejorable compañía de Virginia, por la calle Mayor de Alcalá de Henares -ya saben ustedes: Castilla pura-. Íbamos hablando de nuestras cosas, cuando al cambiarnos de acera para buscar la sombra de los soportales, avanzábamos detrás de una pareja de adolescentes. Uno vestía la camiseta roja de la selección nacional de fútbol. Y su acompañante una camiseta azul.


No le presté demasiada atención, pero en una de estas ocasiones en que me fijé en ellos, vi que la espalda de la camiseta estaba decorada con una imagen poco detallada, casi a trazos vastamente dibujados. Se trataba de una especie de boceto. Esquema de una figura masculina, de pié, con las piernas separadas para mantener el equilibrio de un cuerpo que cargaba su peso sobre la extremidad inferior más retrasada. Una postura como para coger impulso, para ganar fuerza. 

Uno de los brazos, se doblaba casi sobre el vientre, mientras el otro, estirado, buscaba el efecto potenciador de esa postura que describo. 

Era una imagen familiar, o al menos, no desconocida... Y cuando siguiendo el trazo del brazo estirado, vi qué sostenía su mano, exclamé: ¡Cigarreras!, al tiempo que imitaba el gesto del sayón que sobre el paso de los Remedios golpea la espalda de Cristo. Virginia me miró, se rió (porque a estas alturas esas cosas ya no la sorprenden...).

Y en ese momento adelantamos a la pareja. Me giré sobre mí mismo, y miré el pecho. Allí se podía leer "CIGARRERAS". Ahora fue Virginia la que exclamó: "¡No me lo puedo creer!".

¿Qué podía ser si no...?

Imagen de un artículo de Felipe Bermudo


Estas cosas me alegran y emocionan enormemente. Es como sentir la fuerza de Sevilla desde la distancia.

Tenía que haberle preguntado de dónde había sacado la camiseta... Aunque por otro lado, la duda da pié a que vuele la imaginación.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Miércoles Santo de 2011: San Bernardo

Llevo ya un par de años viendo el discurrir de esta cofradía por la zona de la Alfalfa y cuesta del Rosario, así que para el año que viene tendré que buscar otro sitio. tengo muchas ganas de verla y fotografiarla por el barrio, cuando el sol ilumina de pleno el dorado de sus pasos y golpea con fuerza el negro de los antifaces. O bien de noche. Lo imagino como una vuelta triunfal a las calles del barrio en el que tan arraigada se encuentra la Hermandad.

Se cumplían este año de 2011 veinticinco primaveras desde el fallecimiento de José Portal Navarro, bajo el paso del Cristo de la Salud, a su paso por la Alfalfa, como recuerda ese azulejo sito en el lugar.

¡Qué alegría ver a Quique y a Jesús! Qué grande es Sevilla, cuánta gente va a ver cofradías, pero qué fácil es encontrarse con los amigos...











lunes, 23 de mayo de 2011

Lunes Santo de 2011: Santa Genoveva (II)

Desde el Tiro a casa, a comer, y desde casa a Tetuán. Pensé que llegaría a tiempo de ver el paso del Cautivo por la plaza Nueva, pero el recorrido se había acortado, tratando de recuperar el tiempo que se había demorado la toma de decisiones durante la mañana. Esa hora que la cofradía había salido con retraso, se recuperó con, entre otras medidas, un cambio de recorrido. De tal forma que desde la puerta de Jerez y al llegar a Almirantazgo, la Cruz de Guía siguió de frente por la todavía desocupada avenida de la Constitución, en lugar de buscar Postigo, Arfe, Castelar, Gamazo y Plaza Nueva. 

Por eso cuando llegamos, la cofradía ocupaba ya toda la calle Tetuán, con el palio en la Plaza Nueva y el paso de Cristo en mitad de la calle, a la altura de 

Un buen parón que como dice Botines en sacapasospitureros fue para disfrute de algunos al tiempo que pesadez para otros.








domingo, 22 de mayo de 2011

Domingo de Ramos de 2011: La Estrella

Una vez hubo salido el palio de San Roque, tenía la intención de ir hasta el puente de Triana para ver pasar la Estrella desde el lugar desde donde vi y fotografié el pasado año a la O. Pero antes quería saludar a algunos amigos en la plaza de la encarnación, donde estaban citados para sacar el Herodes esa radiante tarde de primavera que fue el Domingo de Ramos de 2011.

Para cuando quise llegar al puente, el Cristo de las Penas se adentraba ya en Reyes Católicos, donde lo vimos pasar. Luego, ya de nuevo con mi madre y mi hermano, nos dirigimos sobre el río para ver el palio de la Virgen de la Estrella, con sus flores de cera recuperadas. Pasó sin pena ni gloria. ¡Quién diga que el puente es buen sitio, no ha estado allí, al menos este Domingo de Ramos!






Luego, cuando el sol ya buscaba el descanso, volvimos a cruzarnos inesperadamente con el palio de la calle San Jacinto...

miércoles, 18 de mayo de 2011

Miércoles Santo de 2011: La Sed

Empezaba mi Miércoles Santo con la Hermandad de la Sed saliendo de la larg calle Santiago. Es como si fuera esa calle el conducto a través del cual alguna cofradías de barrio llegan al centro. Venía en Cristo crucificado sobre un monte morado. No recordaba haberlo visto así antes, y por eso me llamó poderosamente la atención. Me deleité haciendo fotos mientras el paso avanzaba en busca de las setas de la Encarnación, que a mi no me disgustan como a otra gente parece hacerlo.

Y la Virgen de Consolación, con la iglesia arruinada -espero que no para siempre- de Santa Catalina al fondo venía graciosa y alegre hacia la plaza de San Pedro. 

De nuevo, esta entrada tiene que ser para elPuentedelPostigo.














martes, 17 de mayo de 2011

Martes Santo de 2011: la frustración

Ya saben que el Martes Santo de 2011 no hubo cofradías en Sevilla. Algunas lo intentaron. A una de ellas el agua le robó la ilusión cuando la Cruz de guía iba a cruzar el dintel de su iglesia de la Feria. Mala decisión, pero al menos sin consecuencias. La otra, dispuesta a cerrar el día y tal vez con recuerdos de aquella Semana Santa de la década anterior en que fue la primera en salir a la calle, no ya en su día, sino incluso de los dóas previos, tomó la misma decisión errónea, pero esta vez con consecuencias. Cuando el misterio dejaba atrás la Plaza de San Lorenzo, o sea, nada más salir, se vió obligado a retornar apresuradamente sobre sus pasos bajo un intenso aguacero.

Así comenzaba a fraguarse una Semana Santa histórica por el número altísimo de cofradías que se vieron abocadas a renunciar a su acto principal en la calle.

Un video, a modo de ejempo, de la web de El Mundo

lunes, 16 de mayo de 2011

Lunes Santo de 2011: Santa Genoveva (I)

Musu y yo fuímos al Tiro de Línea. El Polígono ya había decidido suspender su salida procesional, y ante el temor de que se repitiera la escena en Santa Genoveva, o peor aún, que el agua les sorprendiera nuevamente en la calle y ello provocara un regreso al templo y en definitiva, para nosotros, no ver los pasos en la calle, cogimos el 32 en Ponce de León y nos plantamos en el barrio del Cautivo.

Afortunadamente la decisión tomada de poner la cofradía en la calle fue un acierto absoluto, y lo que era un Lunes Santo que comenzaba mal, iba retomando la normalidad que sería ya la tónica generalizada el resto de la jornada.

Vimos el paso de Jesús Cautivo y volvimos a casa...

Por cierto, que las flores que adornaban, a los piés del Señor, ese paso dorado, me parecieron de gran acierto. Muy bonitas, una combinación de tonos más que acertada.




domingo, 15 de mayo de 2011

Domingo de Ramos de 2011: San Roque (I)

Vimos pasar fugazmente el paso de la borriquita por la calle Cuna y como dice mi amigo Musu, pasamos tanta calor para un momento tan insulso, que casi no cuento haber visto la Entrada en Jerusalén este año 2011. 

Desde allí fuímos a Carmen Benítez. Es una salida en un marco poco agraciado, con el sol pegando de pleno,... Pegas se le pueden encontrar miles, pero la emoción que vivo en esos momentos es indescriptible. Sobre todo cuando tengo ante mi el paso de palio ante el que hace ya tanto me retraté junto con mi abuelo. Gracia y Esperanza de Sevilla.