lunes, 31 de enero de 2011

Mi Semana Santa 2010: Lunes Santo, El Beso de Judas

El Lunes Santo empezaba mal. El Tiro de Línea se echaba a la calle bajo oscuros nubarrones que presagiaban lo peor. Y así ocurrió. La desgarradora imagen de lo que aconteció se refleja en esta imagen que fue portada, la mañana siguiente, de un diario sevillano.

Desde el Polígono de San Pablo llegaba por tercer año la Hermandad de Jesús Cautivo y Rescatado. Hasta el inicio de la calle Luís Montoto el desarrollo de su procesión transcurría sin novedad, aunque con el miedo en el cuerpo, supongo, al ver la distancia por delante hasta llegar al primer templo que pudiera acoger a la corporación en caso de necesidad. Cuando el cortejo estaba a la altura de San Benito la lluvia lhizo acto de presencia y hubo que aligerar mucho el caminar para buscar el Salvador, donde finalmente decidieron buscar refugio.

San Gonzalo, viendo el triste desarrollo meteorológico de la segunda jornada de la Semana Santa, tomó la decisión por otro lado previsible de no realizar su estación de penitencia.

Si se lanzó a la calle la Hermandad del Beso de Judas. Una finísima lluvia, casi impreceptible en intensidad y duración, acompañó al paso de misterio cuando avanzaba por la calle Almirante Apodaca. Vi el transitar del paso de Cristo por esta calle y el principio de Laraña, para bucar luego la vuelta de Orfila a Lasso de la Vega. Allí ya esperé la llegada del palio.

A Luís Gutiérrez "Platero" y a Mnuel Ruíz, amigos que han pasado algún que otro Lunes Santo bajo esas trabajaderas.













0 comentarios: