domingo, 23 de enero de 2011

La testigo sin chaqué


Unas semanas después de haber visto a la Macarena volviendo del Alamillo, y también a la Divina Pastora de Triana, se casaban en la Capilla de los Marineros, en la calle de la Pureza, mis amigos Miguel y Cristina. ¡Qué bien lo pasé!

Y eligieron a una testigo de excepción. Una testigo sin chaqué.


0 comentarios: