sábado, 20 de marzo de 2010

El ensayo: La Mortaja

Cuando llegaa a casa, después de cenar y de ver ensayos, me encontré una parihuela de madera de frente. Sonó el martillo y se levantó. El hijo de Antonio Santiago mandaba bajo la atenta mirada del padre. En el zanco izquierdo, otra cara conocida: Sergio, al que llaman "madriles". Aún recuerdo cuando coronó a la Soledad de Alcalá desde la trabajadera...