miércoles, 17 de marzo de 2010

Revirá de San Gonzalo

Después de unas cuantas horas ensayando por las calles de Triana, la parihuela se dirige ya a su lugar de descanso en el barrio León. Es el último ensayo. La cuadrilla revira a la izquierda...

Y cuando el paso está cuadrado, se manda de frente. Y el metal rojo se difumina, como si fuera una señal que la época de las parihuelas desnudas llega un año más a su fin, para mayor gloria de los altares itinerantes que son los pasos procesionales.