lunes, 23 de noviembre de 2009

Mi Semana Santa: Lunes Santo, "Las Penas"

Después de perder de vista el paso de palio de la Virgen de las Tristezas que callejeaba ya por la Gavidia, nos dirigíamos a muy pocos metros de allí, hacia la calle Virgen de los Buenos Libros. Calle que cuando está a punto de perder su nombre, acoge la iglesia de San Vicente.

Lunes Santo en que ya de noche cerrada, el Nazareno que cae al suelo bajo el peso de la Cruz de carey mira al espectador con expresión de dolor, de pena, de impotencia. Incluso parece anunciar con la mirada la presencia de la Virgen de los Dolores bajo su palio de cajón. Ese en el que se combinan los claveles blancos con un puñado de ellos en color rojo.

Cuando Tejera hace sonar Tus Dolores son mis Penas y luego Jesús de las Penas, vivo otro de esos grandes momentos de una semana añorada durante otras cincuenta y una.