viernes, 14 de agosto de 2009

Mi Semana Santa: Viernes Santo, "La Mortaja"

Con el mismo sonido del muñidor con el que se marchó cuando aún quedaba algo de claridad, las interminables filas de ciriales que preceden al paso de misterio aparecieron allá por la esquina de Doña María Coronel. Y escondido en una nube de incienso, que me olía a gloria por ser para mi el último de la Semana Santa de 2009, aparecieron las luces de los candelabros. Luces tras unos guardabrisas que eran ya traslúcidos por la cera que los mancha después de muchas levantás. El silencio de la calle, sin embargo, no servía de escondite. El paso llegó y arrió. Y tras la levantá, y con las maniguetas ya dobladas, reviró y entró elegantemente, tal y como anduvo toda la tarde. Siempre me quedo con ganas de más, pero sin duda fue un dignísimo broche de oro de esta Semana Santa pasada.

Estas fotos se las dedico a Sergio Cardoso, "el madriles" como le conoce más de uno allí.