miércoles, 5 de agosto de 2009

Mi Semana Santa: Miércoles Santo, "El Carmen Doloroso"

Nos costó menos de cinco minutos cruzar la plaza del Cristo de Burgos en cuanto la banda de Tejera se dirigía ya, tras el palio, camino de Laraña. Así, en la esquina casi opuesta a la iglesia de San Pedro, comienza la calle Dormitorio, por donde viene de vuelta ahora el Carmen Doloroso. Debe ser por su reciente incorporación a la Semana Santa sevillana, que aún no la ubico en el Miércoles Santo. El paso de misterio, que las Angustias de Alcalá representarán en su nuevo conjunto escultórico, avanzaba por la estrechez de la calle, estrechez relativa que tampoco exigía pericia especial de los capataces. Y el palio, liso como suelen exigir la situación económica de una Hermandad pequeña y que además estrena algo tan importante como un paso completo, acogía a la imagen mariana de advocación clásicamente gloriosa, esta ven Dolorosa. Frontal bordado y mucho movimiento en las bambalinas.
Y poco más puedo decir, pues fue uno de esos momentos que pasan por delante de un servidor que ni aportan ni restan nada a la experiencia y a las sensaciones cofrades.