martes, 30 de junio de 2009

Mi Semana Santa: Martes Santo, "Los Estudiantes"

Una Hermandad que separa sus tramos de nazarenos y también los de penitentes con insgnias de las distintas facultades de la Universidad de Sevilla y que a pesar de su corte serio, de silencio, es una Hermandad llena de luz cuando con la luminosidad de una tarde primaveral pone su Cruz de Guía en la calle desde el rectorado. Dejó atrás en el tiempo su residencia de la calle Laraña para ocupar ahora un marco inmejorable pra su salida procesional, que ha ganado en plasticidad, si cabe, al recorrer la lonja de la Universidad, entre palmeras y piedras seculares, para volver con la oscuridad a su punto de partida. Y del Cristo, Buena Muerte, ¿qué se podría decir? Nada más que es de Juan de Mesa. ¿Y de los andares elegantísimos del palio? Nada más que es una cuadrilla de palio de Antonio Ssantiago. No me pude resistir y arrastre al grupo (excepto al señor de la gorra, que se escapó a la Alfalfa) a verla de nuevo de recogida. Sonó Amarguras y la emoción me inundó hasta que las lágrimas se escaparon. Eso es, para mí, la Semana Santa de Sevilla. Era 7 de abril y el reloj marcaba las cinco y media.