miércoles, 6 de mayo de 2009

Mi Semana Santa: los previos (IV bis)

Cristo del Amor. Tremenda escultura del cordobés Juan de Mesa. ¿Qué más decir? Un Dios que se abre el pecho como un pelícano, por Sus hijos. Y tras Él, su Santísima Madre, Virgen del Socorro. (Espero que sirva para aclarar la duda que uno de ustedes nos remitía como comentario de la entrada anterior: Stmo. Cristo del Amor (Juan de Mesa), Hdad. del Amor.)











Mi Semana Santa: los previos (IV)

El Salvador: la iglesia del Barroco (con el permiso de San Luís de los Franceses). Y ahora, después de la restauración (cuyos costes sufragaron en gran parte sociedad y empresas sevillanas aunque ahora la entrada a 3 euros la cobra el Cabildo Catedral) luc radiante, plena de luminosidad y digna de ser visitada. ¡Cuánto se echaron de menos los pasos bajando la rampa! El exilio acabó y Amor y Pasión pudieron volver a su casa. Y para quien visita los templos antes de Semana Santa, encontrarse 5 pasos, algunos de ellos de los mejores de Sevilla, es muy gratificante. Perdí la noción del tiempo haciendo estas fotografías.