jueves, 3 de diciembre de 2009

De boda en Triana


Otra de las cosas grandes ocurridas durante este periodo de ausencias, fue a boda de mis amigos Elena y Alberto. El escenario: la capilla de El Cachorro. Una ceremonia que me gustó mucho, pues el coro y el cuarteto de cuerda que interpretaba las piezas clásicas aportaban una paz al momento difícilmente explicable. Y claro, viendo al Crucificado de la calle Castilla presidiendo allá en lo alto del altar, pues las palabras se quedan inútiles. Además, tratándose de la boda de tan queridos amigos, la alegría y la satisfacción eran plena (cuando vivo estos momentos me acuerdo siempre de mis otros amigos, alcalaínos, de cuya boda las obligaciones laborales me privaron). Costaleros de tantos y tantos pasos de Sevilla, también algún capataz, muchos chaqués y pamelas "a la sevillana". Total, que disfruté mucho. Y ya en el convite, compartiendo mesa con gente de los pasos a los que envidio de manera manifiesta y con los que pasamos un rato muy agradable. Fue una alegría ver de nuevo a la gente con la que comparto afición (y alguna vez trabajadera, aunque sea ensayando) después de casi seis meses desde la cuaresma en que nos encontramos por última vez.

En un momento dado del baile, los tambores de Tres Caídas irrumpieron en la sala provenientes de los bafles y una corneta marcaba la marcha: ¡Ahí quedó!. Rápidamente, los costaleros de Sevilla que abundaban en la sala y que en esta ocasión cargaban vasos de tubos en lugar de trabajaderas y parihuelas, se dispusieron en siete filas de a cinco, como si la música que sonaba les hubiera conminado a ello. Y así, de la nada, se formó una cuadrilla, cuya igualá casi rozaba la perfección y que más de un capataz de fuera hubiera soñado tener bajo su mando, incluso en ese estado de intoxicación etílica, pues había grandes peones aquella noche imaginando que era ya primavera.

¡Enhorabuena, Alberto y Elena! Un beso enorme. Gracias por compartir ese momento con nosotros.

6 comentarios:

Tito dijo...

Mis felicitaciones a ese pedazo de costalero.

P.D.: me alegro que la tertulia esté de vuelta.

Anónimo dijo...

Existe alguna posibilidad de que se pueda ver a ese Cristo, el portento de Ruíz Gijón, por las calles de Madrid en verano de 2011. Si llega a suceder, que por un lado me gustaría que no, habrá que ir. Sería una de esas cosas que se ven una vez en siglos.

Anónimo dijo...

EL CACHORRO ANDA YA

Anónimo dijo...

FELICIDADES PAREJA,triana

Anónimo dijo...

La Hermandad del cachorro ha encargado tres informes tecnicos, sobre su traslado y los posibles efectos negativos, cuidados en su estancia en Madrid, como embalar y preparar al Cristo en caso de que se aprobara su traslado, y una vez tenga esos informes en Cabildo decidiran que hacen, el Nuevo Obispo de Sevilla ha comentado que le gustaria mucho que El Cachorro presida en Madrid ese multitudinario encuentro, pero que en ningun caso presionaria a la Hermandad y que apoyara la decision que se tome, por lo que de momento esta todo en el aire, el tiempo dira.
Un Saludo

Anónimo dijo...

La Hermandad del Cachorro declina la invitación de la Organización de la Jornada Mundial de la Juventud.

Yo me alegro por un lado, pues no creo que sean las imágenes las que deban desplazarse. Por otro, como sevillano, siempre me quedarán las ganas de ver las bocas abiertas de los madrileños ante semejante portento. Bueno, también se ven esas caras de admiración cuando van a verlo cruzar el puente un Viernes Santo... así que mejor que se quede en Sevilla

http://www.elcorreoweb.es/sevilla/078790/cachorro/declina/cristo/participe/viacrucis/madrid/sevilla/expiracion/cristo?pagCom=1#comentarios