sábado, 28 de noviembre de 2009

Cuéntame como pasó la Semana Santa del 77

Otra de las cosas que creemos digna de mención de las que han ocurrido durante este parón, ha sido el estreno de la nueva temporada de Cuéntame, la serie de Televisión Española. Comenzaba la emisión en su décimo año con un capítulo que se desarrollaba en Sagrillas, pueblo natal de los protagonistas. Corría la primavera de 1977 y las celebraciones propias de la Semana Santa en la que se legalizó el PCE, se verían reflejadas en este capítulo. Un gran amigo participó activamente en el asesoramiento de la productora para ajustar la ficción a la realidad.

Si bien es cierto que en Sagrillas no creo que hubiera costaleros, que La Madrugá, Hermanos Costaleros y A la voz del Capataz se compusieron mucho más tarde de 1977, y de otros peros, que tienen como explicación el deseo del director, cordobés, de introducir en su obra esos reflejos de la forma en que en su tierra se vive la Pasión, el trabajo del equipo de producción hizo que al menos yo, me alegrara de ver costaleros (luciendo flamantes costales de "El Mosca" -a quien se mencionaba expresamente en los créditos del final-).

Y es que Ángel Cabanillas, cofrade en toda regla desde que su madre lo parió macareno, capataz del Carmen y contraguía de La Soledad durante muchos años, aportó información importante en aspectos tan diversos como la vestimenta de la cuadrilla, las dimensiones y proporciones de la parihuela, forma de dirigir a los costaleros por parte del actor que en al capítulo sería capataz del paso, etc.

Con sus ideas y las del resto del equipo de producción, el resultado es este que pueden ver aquí si no lo viernon en septiembre cuando se estrenó el capítulo 182 de esta serie.

Eso si, tirón de orejas (o ciriazo, como se dice en El Llamador) para Juan Echanove por ponerse la ropa al revés, vamos, por abajo, dejando la morcilla, enrollada, a mitad de la espalda, y a quienes no le dijeron nada. Claro que también se ha visto en Alcalá a alguien intentar ponerse un costal así, y la intención no era precisamente la de grabar un capítulo de ficción... así que podríamos disculpar al actor, ¿no?

Ya dijimos en una ocasión que me hacía mucha ilusión que aparecieran cosas del mundillo cofrade sevillano en lugares, conversaciones y situaciones del todo ajenas a él. Y este caso no fue distinto. Ver como se emitía en toda España este capítulo, a mi, personalmente, me produjo un enorme regocijo.

Por cierto que la grabación de parte del capítulo, a la que tuvimos la suerte de asistir, fue una experiencia inolvidable por el buen rato pasado allí y por lo curioso de la vivencia. Gracias Ángel.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Recogida de alimentos en La Soledad

El Jueves Santo acabó con la Hermandad del Valle recorriendo la calle Sierpes en sentido inverso al de la carrera oficial. Allí escuché la marcha de Gómez Zarzuela. Pero la cámara se quedó en su funda, lo que me permitió disfrutar del momento con mis propios ojos y no a través de un visor. Esto tiene como inconveniente qué enseñarles de ese momento.

A cambio, me deja un hueco libre dentro de esta entrega de "Mi Semana Santa" que es más que adecuado para hacerles llegar un llamamiento de la Hermandad de la Soledad, que se halla inmersa en una campaña de recogida de alimentos y ropa. Y como es algo que merece la atención de todos, pues atendiendo a la petición que recibimos de esta Hermandad (hace tiempo, ciertamente, pero no hemos podido publicarlo hasta ahora que retomamos la actividad), les hacemos llegar la información.

Se recogen alimentos y ropa, en la casa de Hermandad de "La Soledad", sita en la calle Diego de Torres, en su horario habitual de apertura (Viernes y Sábados de 18:00 a 21:00 horas), y esta magnífica y siempre necesaria campaña se prolongará hasta pasada la Navidad. Pero no lo dejen pasar, para evitar que la desidia nos pueda, esperando ir otro día, y que al final nos pase como nos pasa tantas veces con este tipo de iniciativas: que tanto lo vamos posponiendo, que al final se acaba el plazo y un hecho importante se queda en sólo intenciones pasadas.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Mi Semana Santa: Miércoles Santo, "La Lanzada (II)"

El Miércoles Santo se acercaba también a su fin. Y al encontrarme con mis padres viendo a la Hermandad de Nervión en San Esteban, unimos grupos y todos juntos fuimos en busca de la Lanzada. Llegamos pronto, el día acumulaba ya cierto retraso y todo ello nos permitió coger un buen sitio desde donde ver la estrechez de la calle Daoíz. Claro, que tuvimos que pagar el altísimo precio de una interminable espera de esas que según voy haciéndome mayor, soporto menos. Así que volvimos a ver el enorme paso de misterio, esta vez con luz de candelabros y la luna sobre el INRI. Y detrás el palio de la Virgen del Buen Fin con todas sus peculiaridades.





martes, 24 de noviembre de 2009

Mi Semana Santa: Martes Santo, "Los Estudiantes (II)"

El Martes Santo es un día de muchas y grandes Hermandades. A esas alturas de la tarde ya habíamos descartado ver San Esteban. Yo tenía ganas de vivir uno de esos episodios que me dejara tan buen sabor de boca como para sobrevivir un año entero. Así que lo propuse al resto y anduvimos hasta la Puerta de Jerez. Desde allí buscamos la fila de nazarenos de altos capirotes negros, que ya cruzaban el foso de la Universidad para llegar a la puerta principal de la misma tras haber cumplido con su Estación penitencial. A la Universidad la Hermandad accede por la calle que separa a ésta del Hotel Alfonso XIII. El rincón es único, pues las palmeras de los jardines de ambos edificios, y la luna, y la arquitectura y las farolas apagadas,... Y pasó lo que tenía que pasar. Que llegó el primero de los pasos, el portentoso crucificado que habíamos visto a primera hora de la tarde con un sol que lo inundaba todo, y que ahora impresionaba más si cabía. Cuatro hachones en las esquinas y el silencio absoluto.

Tras Él, una larguísima fila de penitentes tras los cuales, los nazarenos de los tramos de palio traían de nuevo luz al lugar. Cirios que eran como el preludio de lo que vendría. Un ascua de luz bajo palio, la Virgen de la Angustia. Venía de San Fernando, reviró a derechas, entró en la calle y reviró a izquierdas. Lentamente cruzó la valla y el paso quedó arriado sobre el puente que sortea el foso de la antigua fábrica de tabacos. Y Antonio Santiago tocó el martillo y el paso voló. Y comenzó a sonar Amarguras. Estampa impresionante, de las que ponen a uno los vellos de punta y hacen derramar alguna lágrima de esas que son mezcla de satisfacción, de alegría, de relajación y sobre todo y resumiendo lo anterior, de EMOCIÓN.


lunes, 23 de noviembre de 2009

Mi Semana Santa: Lunes Santo, "Las Penas"

Después de perder de vista el paso de palio de la Virgen de las Tristezas que callejeaba ya por la Gavidia, nos dirigíamos a muy pocos metros de allí, hacia la calle Virgen de los Buenos Libros. Calle que cuando está a punto de perder su nombre, acoge la iglesia de San Vicente.

Lunes Santo en que ya de noche cerrada, el Nazareno que cae al suelo bajo el peso de la Cruz de carey mira al espectador con expresión de dolor, de pena, de impotencia. Incluso parece anunciar con la mirada la presencia de la Virgen de los Dolores bajo su palio de cajón. Ese en el que se combinan los claveles blancos con un puñado de ellos en color rojo.

Cuando Tejera hace sonar Tus Dolores son mis Penas y luego Jesús de las Penas, vivo otro de esos grandes momentos de una semana añorada durante otras cincuenta y una.





sábado, 21 de noviembre de 2009

La Coronación de la Patrona

En pleno verano, las ya tradicionales procesiones de los Santos Niños y de San Bartolomé, recorrieron las calles de Alcalá. De las mismas no hemos encontrado ninguna referencia en Internet, más allá de las crónicas periodísticas que reflejan los periódicos locales.

En ambas se contó con la participación activa de la Esclavitud de Jesús Medinaceli y María Santísima de la Trinidad, que como ya saben son quienes ceden su carroza para la procesión patronal. Si cabe destacar que esta fue la primera vez, corríjannos si nos equivocamos, en que se echó de menos, pública y colectivamente, a la extinta Agrupación Musical Jesús de Medinaceli, cuyos antiguos miembros andaban por aquellas fechas enfrascados en la discusión nada nimia acerca de su futuro. Pero de este tema les hablaremos en una futura entrada.

Al llegar septiembre, se produjo el hecho cofrade del año, sin lugar a dudas: la coronación de la Patrona de la ciudad. Cuando muchos años atrás se coronó canónicamente a la primera Dolorosa alcalaína que recibió tan alto reconocimiento, algunas voces imprudentes apuntaban a lo injusto de aquél acto por no haber sido coronada con anterioridad la Virgen del Val. Ya saben, las competiciones cofrades a las que estamos acostumbrados por esos lares. Claro, que las respuestas que rebatían aquellos comentarios, también poco afortunadas, aludían a la envidia de la cofradía de la Patrona que había visto como una Dolorosa recibía la presea antes que la mismísima inquilina de la Magistral.

Anécdotas aparte (que no merecen sino ser olvidadas, por ridículas), el caso es que cuando la Cofradía de la Virgen del Val lo consideró oportuno y adecuado, cuando se sintieron preparados para ello, decidieron solicitar tan alto reconocimiento para su Titular. Reconocimiento que vino dado por parte del Obispo complutense en la que fue su primera decisión cofrade relevante. Así este año 2009 será recordado como el de la Coronación del Val.

Con un programa de actos sencillo y aprovechando los cultos anuales en honor a la Virgen, la Cofradía vio un sueño cumplido cuando Monseñor Reig Pla coronó a la Santísima Virgen.

Tampoco fuimos testigos del acto propio de la imposición ni de los que rodearon a aquél fin de semana, pero Internet tiene sus ventajas y es posible visionar la Santa Misa de la Coronación íntegra en este enlace, así como parte de concierto de órgano y voz que fue organizado en los días que rodearon a la Coronación. Si bien este último video tiene poco de cofrade a priori, les recomendamos que lo vean pues aparecen imágenes antiguas de la Cofradía, de sus presidentes, el decreto de coronación,…

Cabe destacar, en lo cofrade, que en la procesión desde la Magistral complutense hasta la ermita del Val, la Virgen fue acompañada musicalmente por la Agrupación Musical Cristo Yacente, que interpretó, entre otras marchas Caridad del Guadalquivir tal y como pueden apreciar en este otro video. Discurría el cortejo por el Paseo de la Alameda.

Y así, el 20 de septiembre de 2009, quedó grabado en la historia no sólo cofrade de Alcalá. ¡¿Quién sabe cuando será la próxima oportunidad de asistir a una coronación canónica en la ciudad?!

viernes, 20 de noviembre de 2009

Unas largas vacaciones

Desde la última actualización de La Corriente, allá por el mes de agosto, muchas cosas han seguido pasando en la vida cofrade de cada uno. También en lo personal. Y son estos los motivos que han dejado aparcada la tertulia estas semanas: el trabajo durante el verano, otras ocupaciones que han surgido últimamente y que ya van viento en popa, un ordenador ingresado en “cuidados intensivos”. En definitiva, muchas cosas juntas que unidas a cierta falta de ganas por mi parte, que todo hay que decirlo, han hecho que estas vacaciones tertulianas hayan durado casi lo que duran las escolares. Pero el otro día hablando con mi amigo “baratillero” y acordándome de vez en cuando unos cuantos temas pendientes que habían propuesto lectores como “costalerodedios” o “David Martínez” o “Rubén Ortega”, así como de la importancia de algunas de las cosas que han sucedió en Alcalá últimamente (en lo cofrade, claro, no crean que voy a hablarles del carril bici) me han animado a retomar el asunto. Y en los próximos días espero seguir contándoles las cosas según yo las he vivido (seguiré con la serie “Mi Semana Santa 2009”) o como nos las han contado los que las han vivido de cerca, o esas disquisiciones que de vez en cuando, y pensando en idealismos de cofradías, escribo no se muy bien para qué (tal vez simplemente por el placer de escribir, más aún sabiendo que hay quien disfruta leyendo).

Eso si, cada vez tengo más ganas de hablar de la Semana Santa y de las cofradías que disfruto más intensamente: las de mi Tierra prometida. Y si a esas ganas se suman las pocas que tengo de leer tantas intervenciones improductivas de algunos lectores, además del poco material de que dispongo respecto a las cofradías alcalaínas por la distancia geográfica que también me separa de ellas, me hace lanzar un aviso a navegantes para que nadie escriba dentro de un tiempo aquello de “señor administrador, que Alcalá también existe”. Hay cierto punto de broma en esto, pues ya saben ustedes que cada cual puede escribir lo que quiera.

Sin más les dejo, con nuevas entradas que espero encuentren de su interés. Ya está aquí la temporada Otoño-Invierno 2009/2010. Eso si, con nueva marcha. Esta vez suena Sevilla Cofradiera.