viernes, 31 de julio de 2009

Mi Semana Santa: Viernes Santo, "El Cachorro"

¡Ole los Cristos bonitos! ¡Viva Triana y viva tu!

Con estas palabras, que yo estoy convencido que salían de muy dentro, una trianera le hablaba a su Cristo cuando Éste enfilaba ya la penúltima calle de su tránsito sevillano para volver a Triana. El Gitano de la Cava, como se titula esa marcha que le compusieron. Portentosa imagen de Ruíz Gijón, expresión mayúscula del barroco sevillano, regalo para la vista y pellizco en el corazón.
Y ahora mismo no recuerdo muy bien quién me preguntaba por la historia (leyenda más bien) que hay detrás de este Crucificado. No recuerdo si recibí por email la pregunta, o me la han hecho de viva voz. Seguro que sea quien haya sido, sabrá disculpar mi olvidadizo despiste. Al menos espero que este breve resumen le sirva como aclaración.

Cuenta la leyenda que el artista, habiéndose comprometido ya en la hechura del Cristo crucificado, no hallaba la inspiración (es que en aquella época estas cosas se hacían por inspiración y no en Granda o en Horche). Y había un gitano en Triana, al que se conocía por el sobrenombre de "El Cachorro", que fue acuchillado. Y mientras el gitano agonizaba, el artista, que debía recorrer la Ciudad en busca de la idea, del imulso creador, se topó con un rostro que mirando al cielo, echando la cabeza hacía atrás, expiraba. Y allí encontró la inspiración, mientras otro hombre encontraba la muerte. Y así quedó plasmado en esa bendita madera que cada Viernes Santo que la meteorología se lo permite, es cedido por Triana a Sevilla. (En "La Sangre de los Crucificados", de Félix G. Madroño -Ed. Algaida- pueden ver que también recurre a esta leyenda).

Y detrás de Él, la Señorita de Triana, en su original paso de palio y siempre rodeada del pálido rosa de sus claveles. Triana sin velas rizadas. Y es que los tópicos casi nunca se ajustan a la realidad.

Eran las diez y media de la noche del Viernes Santo en la calle Adriano, donde la brisa del Guadalquivir acompañaba al luto de la jornada trágica de la Pasión.

Estas fotos se las dedico a mis primos Marco, Víctor y José Manuel.






jueves, 30 de julio de 2009

Mi Semana Santa: Jueves Santo, "Pasión"

Martínez Montañés le regaló a Sevilla este Cristo, que recorre las calles del centro en la noche del Jueves Santo, uno de los días de la semana que voy descubriendo y que cada año, según me hago mayor, disfruto más y más. Magnífico paso de plata y soberbia talla de madera. Una vez llevó un cirineo. Así está mejor, luciendo solitario en lo alto del monte de claveles. Estábamos en la calle Cuna y eran algo menos de las nueve de la noche. Del paso de palio no tomé fotografías, pero ya pudieron contemplarlo en la serie de imágenes de los previos.


miércoles, 29 de julio de 2009

Mi Semana Santa: Miércoles Santo, "El Cristo de Burgos"

Después de ver el misterio de la Lanzada, apresuramos el paso para, cruzando por delante de San Juan de la Palma, dar con la calle Sor Ángela (me gusta más llamarla así) y desde allí a San Pedro. Llegamos a tiempo y nos situamos cerca de la puerta, donde años atrás otra de las acompañantes ya había vivido esa salida, esperando que Musu disfrutara de su primera salida de rodillas en Sevilla. En una postura, la de sacar un paso de rodillas, que se deshace en el caso de esta cuadrilla con una levantá a pulso desde abajo, tan lejos de esas otras destartaladas subidas llenas de energía pero faltas de coordinación (por lo duro de la maniobra y no por falta de maña de la gente de abajo, evidentemente).

Esta Hermandad es seria, de principio a fin. Y como ya saben que me estoy volviendo "rancio", que voy integrando el esparto en mi particular canon de la perfección, pues disfruto más de esta cofradía, sobre todo de vuelta. Y es que he de reconocer que mientras el paso del Crucificado no me dice demasiado, los andares del palio son soberbios. ¿Que quién manda? Antonio Santiago, quién si no. Y es que sus palios andan como ningunos otros. Y para rematar, Tejera haciendo sonar las marchas que le pegan a este tipo de pasos. Madre de Dios de la Palma, que tras afrontar un año más las complicaciones físicas propias de las medidas de algunas puertas, encaraba el sol que quería esconderse ya por Alfonso XII, cuando el reloj marcaba las ocho de la tarde.


martes, 28 de julio de 2009

Mi Semana Santa: Martes Santo, "San Benito"

Después de dejar a la Hermandad de los Estudiantes en el entorno de la Catedral, fuimos a cruzar la judería para llegar a la calle Santiago, donde nos encontramos con la primera cofradía de tres pasos de la Semana Santa de Sevilla, o al menos, la primera que los incluye en el mismo cortejo.
Eran las siete menos cuarto del Martes Santo cuando el barroquismo de estos tres pasos abordaban el centro desde la calle larga y estrecha que llega hasta Santa Catalina desde el Muro de los Navarros.
Estas fotos son para Kiko, que las pidió hace tiempo, y al que le deseo lo mejor. También para Christian Rodríguez, pertiguero de la Gloria aquí, y acólito de la Encarnación allí. Espero que disculpe el que no hiciéramos fotos de Ella. También para el amigo de mi amigo, Amaro, que creo que es buena gente (aunque no creo que lea esto).





lunes, 27 de julio de 2009

Mi Semana Santa: Lunes Santo, "Santa Marta"

Una de las Hermandades del Lunes que no me gusta perderme es esta de Santa Marta. El paso me parece una maravilla y los andares rozan la excelencia. Los acólitos, de reconocido buen hacer, inundan de incienso las calles de Sevilla, desde San Andrés hasta la Catedral y vuelta. Eran las siete de la tarde del Lunes Santo sevillano.






lunes, 20 de julio de 2009

El día en que el Carmen salió por Alcalá

Un par de videos de la procesión de la Santísma Virgen del Carmen, el pasado sábado, por las calles de Alcalá. Cambió el recorrido, no se pudo transitar por Carmen Calzado como deseaba la Hermandad. Pero lo que se repitió fueron las muestras de devoción a la Virgen en muchos rincones del recorrido. Sonaron marchas "serias" como Virgen del Valle, Amarguras o la Madrugá. Otras más alegres como Aniversario Macareno, Encarnación de la Calzada o Triunfal.

Personalmente fue un grato regalo escuchar Jesús de las Penas en la calle San Pedro y San Pablo. Sonaron piezas como Gran Poder o Pasa la Soledad. Y para la entrada, sones muy macarenos, pues tras ser interpretadas las dos marchas que se le han dedicado a la imagen titular, sonó Pasa la Virgen Macarena y para la última chicotá, acompañando a la Virgen más allá del dintel, Esperanza Macarena. Los sones granadinos de la AMJ Virgen de la Cabeza de Churriana de la Vega estuvieron a la altura y aprobaron con nota el examen.

Se vivieron momentos muy emocionantes tanto en la calle Imagen como en San Pedro y San Pablo.

La Virgen lucía una corona de Reina, sin ráfaga, muy elegante y sencilla. Una nueva toca sobremanto fue estrenada, así como la mejora de los respiraderos y faldones y el lienzo que adornó el frontal del paso, que representa la Anunciación. Merece la pena prestar atención a esta pintura pues a través de la ventana de la habitación donde la Virgen recibe la visita del Arcángel Gabriel, se aprecian siluetas de edificios y monumentos complutenses.

Los costaleros cambiaron este año su uniformidad, vistiendo de blanco por completo.





viernes, 3 de julio de 2009

Mi Semana Santa: Viernes Santo, "La Carretería"

Después de ver salir la Mortaja y despedir a los amigos que nos acompañaron, nos dirigimos hacia el Arenal para ver entrar la Carretería. Nos entretuvimos demasiado, nos encontramos de camino con la Soledad de San Buenaventura, y entre unas cosas y otras, llegamos hasta donde la multitud nos permitió. Así que desde un lugar poco adecuado, vimos de lejos perderse ambos pasos de esta Hermandad decimonónica por el dintel de su capilla, tras una complicada maniobra en el caso del misterio, aquél de las garras de león en los zancos... Eran alrededor de las diez de la noche del 10 de abril.



La Soledad, a la que vimos fugazmente en busca de la Carretería




Mi Semana Santa: La Madrugá, "El Silencio"

Estas son las imágenes que tomó Musu cuando el Silencio avanzaba, con ese paso tan característico no ya de las cuadrillas, sino de toda la Hermandad, tan rápido, tan serio, tan digno,... por la calle Francos.

Una Hermandad para ver desde el primer nazareno al último acólito. Un lujo para los sentidos. Todo lo que diga un servidor es poco, y no creo ser subjetivo en este caso. Rozaban las agujas ya las cuatro menos cuarto de una Madrugada que acababa de comenzar para nosotros.




"Los sonidos de El Silencio en la calle Francos"
Madrugá de 2009







jueves, 2 de julio de 2009

Mi Semana Santa: Jueves Santo, "Montesión"

Jueves Santo radiante. Desde el arenal fuimos a buscar a la Hermandad de Montesión que ya discurría por Trajano. Nos hicimos un hueco y vimos pasar el primer paso. Los apóstoles dormían en ese momento, a las siete menos veinte, mientras Jesús sudaba sangre ante el ángel que le reconfortaba. El segundo paso fuimos a buscarlo calle arriba, hasta que llegamos a la Alameda. Sus rosarios colgados de los varales, como fiel reflejo de la advocación mariana que se pasea bajo ese palio, aportaban su sonido al del resto del conjunto en cada una de las contundentes levantás del paso.