miércoles, 13 de mayo de 2009

Mi Semana Santa: los previos (XI)

El Señor de la Sentencia, que escucha sereno las acusaciones y la pena que se le impone, mientras otros se lavaban las manos... Claudia Prócula ruega la rectificación que no llega. Y tras el Cristo, ELLA. Y lo pongo con mayúsculas porque aunque no me considero macareno, he de reconocer que me impresiona verla y me maravilla como se pasea en la Madrugá por las calles de una Sevilla totalmente entregada. A mi abuelo Pepe y a Isa. Al primero por ser el más macareno de los macarenos que he conocido. Y a la segunda porque le tengo mucho cariño y su mejoría, que le habrá permitido verla en las calles hispalenses, me ha alegrado muchísimo.


































































2 comentarios:

Anónimo dijo...

es la maravilla bajo palio,es hermosisima,los macarenos decimos que la macarena bajo desde el cielo para hacerse macarena,ole y que paso de palio y forma mas elegante de llevarla siempre de frente y sin tonterias,es impresionante,,,,,

Anónimo dijo...

viva la esperanza macarena!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!cuanto te quiero señora de mi alma!!!!!!!!!!!!!!!!que guapa eres!!!!!que bonita te pones todos los años al salir en la madruga!!!!!!!!!!!!!!!!!viva la esperanza echa virgen!!!!!!!MACARENO.