viernes, 27 de marzo de 2009

La papeleta de sitio

Unos papeles en la estantería, esperando a que llegue el momento. Son tres en este caso, dos con letras impresas en verde esperanza y el tercero, en rojo sacramental. Nombre y apellidos, número de hermano y el lugar en el cortejo. En Sevilla, a 20 de marzo de 2009. Firma del Secretario y del Mayordomo y el mismo sello que lucía el sobre que trajo el boletín a mis manos hace unas semanas.

Son las papeletas de sitio que ya esperan a que llegue su momento. Será el Domingo de Ramos a eso de las cuatro menos cuarto de la tarde. Y llegará esa tarde de estreno cofrade, y las papeletas saldrán del bolsillo de la túnica nazarena para ser presentadas al recoger el cirio. Luego, de nuevo en el bolsillo, pasarán por Recaredo, Puñonrostro, Imagen, Laraña, Orfila, Lasso de la Vega, Duque, Campana, Sierpes, Plaza de San Francisco, Avenida, Catedral,... hasta que la noche caiga sobre la ciudad y el palio revire por Guadalupe e Imperial buscando Carmen Benítez.

Y cuando el diputado de tramo corte el resguardo al entrar en el templo, al tiempo que apague el cirio del nazareno y entonces se habrá cumplido, un año más, la tradición, la ilusión y el sueño de ser nazareno de Sevilla.