viernes, 27 de marzo de 2009

La mudá y los pasos que crecen

Y si quedaba algún indicador de la inminencia, que estuviera pendiente de ser mencionado aquí, esos son las mudás y los palios a medio montar en las iglesias. El pasado domingo, en San Juan de la Palma, los Villanueva habían citado a los suyos para la mudá del Herodes. Muy a nuestro pesar, no se vivió el espectáculo de otros años -la Hermandad ha decidido no generar tanta expectación- pero el ambiente era espectacular. Y mientras se preparaba la pequeña rampa que salva el escalón de acceso al templo, parecía que era Domingo de Ramos.


















6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿El croqueta de las gafas quien es?

Anónimo dijo...

Me da que usted, señor anónimo no sabe que es un croqueta.
De todos modos, ese chico de las gafas como usted dice, no es un croqueta, es un señor costalero

Anónimo dijo...

Es un gran costalero

Pinturero dijo...

Un amigo mío

Anónimo dijo...

Se perfectamente lo que es un croqueta y este puede llenar la freidora el solito... Menos Trisquis y mas ponerse derecho!!

HE DICHO

Anónimo dijo...

ES UN GRAN COSTALERO Y HABER SI EL QUE VA A LLENAR LA FREIDORA ERES TÚ