martes, 30 de septiembre de 2008

Ya hay fecha para la bendición en Santa María

Se confirma lo que apuntaban los rumores que a tantos parecen molestar, respecto a la bendición de la nueva imagen de Jesús en su descendimiento, de la Hermandad de la Soledad. Como dijo un lector de esta tertulia, el capellán de la corporación del Viernes Santo comunicó oficialmente la fecha al finalizar la Misa del domingo pasado, última del Triduo conmemorativo de la Coronación Canónica de la Virgen.
Ahora si aparece la noticia en la sección correspondiente de la web de la Hermandad del Viernes Santo (cosa que muy a pesar de alguno, no ocurría en el momento de redacción del artículo, que si bien fue publicado ayer, estaba preparado desde unos días antes). Eso debemos reconocer que se trata de un error por nuestra parte que lamentamos.
Volviendo a lo importante, recordarles a todos la cita, que tendrá lugar el 22 de noviembre en la iglesia de Santa María a las 19:30 horas. Nos han comentado, aunque siempre vendrá alguien a negarlo o a quitarle validez a esta versión, que el acto será además de emotivo, vistoso, por la colocación del Cristo en un soporte que lo presente en la altura que le proporcionan los alrededor de cuatro metros de la cruz, con cirios que le acompañarán. Incluso se ha rumoreado que un trio de música de capilla (del tipo del que al parecer acompañará al paso de misterio en sus salidas procesionales) participará en el acto de bendición.
Lamentamos que la imposbilidad de acceder a diario a la redacción de esta web haya provocado que se redactara una noticia y se publicara fechas después. En esa noticia se hablaba de que no se sabía aún la fecha de bendición, cuando al parecer, en el momento de publicación (que no de redacción), ya era vox populi que la misma tendría lugar el 22 de noviembre.

La Junta de Cofradías

Bastante se ha criticado la labor de la actual presidenta de la Junta de Cofradías desde alguno de los foros cofrades de internet. El cargo que ocupa muchos pensaban que lo haría de manera transitoria hasta que otro de los Hermanos Mayores o Presidentes mostrase su interés por ocuparlo.

Tal vez porque se trata de un cargo en el que hay mucho que pelear, no sólo con los agentes externos, sino incluso dentro de la propia Junta para poner de acuerdo a unos y a otros, a antiguos y modernos, a ruedas y hombros,... nadie se postuló para sustituir a Marita Oñoro.

Ahora es ella la que parece que no quiere dejar un cargo en el que aún le quedan muchas cosas por hacer y muchas discusiones que mantener por el bien de la Semana Santa de Alcalá, a pesar de que se haya dicho que nada ha hecho en este tiempo (queremos recordar haber leído en los foros de Diario de Alcalá). Tal vez sean todas esas cosas pendientes las que la aten al sillón de presidenta de la Junta.

Pero el tema de este artículo no son las personas, sino la institución. Sabemos que existe la intención de proponer un cambio radical en la Junta de Cofradías penitenciales de forma que sus miembros dejen de ser los Hermanos Mayores y Presidentes. Esta medida tal vez ayudaría a que las decisiones sean más ecuánimes, es decir, que al prescindirse de bravos defensores de cada una de las Hermandades en las reuniones de la Junta, sustituyéndolos por conocidos y comprometidos cofrades de la ciudad, decisiones conjuntas y menos individualizadas podrían acarrear beneficios a la totalidad de la Semana Santa alcalaína.

Tal y como nos comentaron hace ya tiempo, la idea consistía en proponer cada Hermandad a un número no determinado de miembros (no creemos que más que dos) que si bien pueden estar relacionados con la corporación que los proponga (no tendría por qué), no deberían formar parte de sus órganos de gobierno.

A la hora de coordinar aspectos concretos de cada procesión, suponemos que se contaría en la Junta con la presencia de los responsables de organización de cada Hermandad. Pero no así en el resto de encuentros de la institución coordinadora.

Todo esto es algo que se venía oyendo hace unos meses si bien es cierto, haciéndo honor a la verdad, que no hemos vuelto a escuchar nada al respecto desde antes de verano.

¿Estará aparacado el proyecto? ¿Por qué? ¿Sería beneficioso? ¿Funciona bien la Junta tal y como está concebida ahora?

Probablemente, la próxima entrada que haga referencia a la Junta de Cofradías sea una en la que hablemos de la "Procesión General" de 2009. Un tema que ya ha generado mucha polémica y que se reparte detractores y partidarios en torno al 30% y 60% respectivamente.