martes, 16 de septiembre de 2008

Aguas revueltas en La Columna

Si bien es algo que se venía oyendo desde antes del verano, el tema que le presentamos a continuación salta ahora a la palestra cofrade de mano de un nuevo blog que se ocupa de la actualidad cofrade complutense (http://lacolumnaalcala.blogspot.com). Y es que su responsable habla del tema de la destitución de Miguel Ángel García Jabonero como capataz del paso del Stmo. Cristo atado a la Columna en un post publicado a primeros de mes.

Ya nos habían comentado allá por julio el cese del capataz por decisión de la Junta de Gobierno. La versión que nos había llegado entonces, y que consideramos como la que más se ajusta a la realidad -por la fiabilidad de las fuentes- nos hace hablar de una destitución en toda regla.

Miguel Ángel García venía ocupando este cargo al frente de los anderos del Señor desde hace cerca de una década, cuando sustituyó al por entonces capataz Pascual de Diego que ejercía de presidente al tiempo que de responsable de la cuadrilla en un complicado ejercicio de malabares con los cargos. Es mucho tiempo al frente de un paso. Por ello cabe la posibilidad de que el capataz haya decidido motu propio cesar en el cargo, cerrando así una etapa. Esto echaría por tierra la versión de la fricción entre su persona y algunos miembros de la Junta de Gobierno; enfrentamiento que habría acabado con la destitución.

Se abrirá, más que probablemente, un proceso de elección de capataz para la cuadrilla del primer paso como ya ocurriera durante la formación de la del palio. Dicho proceso, según adelanta BGG en su blog, podría ser pública en el próximo mes de octubre. En cualquier caso, en la web de la Cofradía aún no se informa de nada a este respecto.

Desconocemos también si el capataz saliente dejará también vacante el puesto que venía ocupando dentro de la Junta Directiva de la corporación (Vocal de Caridad, un puesto no exento de importancia). Suponemos que ello dependerá de a cuál de las dos versiones se pueda achacar su salida de la cuadrilla.

Si dejara vacante la mencionada vocalía, se trataría de la octava dimisión dentro del equipo de gobierno desde antes de verano. Entonces, diferencias con la forma de actuación de la propia Junta en determinadas tomas de decisiones empujaron a un nada desdeñable número de miembros (en torno al 20% de la Junta) a abandonar sus cargos dentro de la misma.

Parece que las cosas se revuelven de nuevo en la casa de la calle Gallegos después de la calma alcanzada con la finalización del proceso electoral del pasado año.