viernes, 15 de febrero de 2008

Del cartel de este año...

Un primer plano de unos guardabrisas es la imagen que se proyecta a los que observen el cartel de la Semana Santa de 2008. Los codales, recien encendidos, apenas muestran los típicos chorreones de cera. Son unos candelabros de tallo fino y casi liso, de no ser por la multitud de hendiduras lineales que los recorren, sólo interrumpidas, en ocasiones, por nudetes barrocos que rompen esas formas tan clasicistas. Al llegar al final de cada brazo, se abren unas delicadas hojas que acogen entre ellas unas tulipas de cristal tallado. Se rematan cada una de ellas con "coronillas" muy delicadas.

La foto, personalmente, nos agrada mucho, pero como hablábamos ayer con algunos cofrades alcalaínos, entendemos que la imagen de alguno de los titulares de una Hermandad complutense debería ocupar dicho cartel, porque creemos que unos candelabros no son la mejor imagen de la Semana Santa de nuestra Ciudad -aspecto este que permitiría algún que otro comentario, al tratarse de unos candelabros que ni siquiera pertenecen a un paso alcalaíno-.
Un jovencísimo cofrade de la ciudad, que algún dia será Hermano Mayor de una corporación de Viernes Santo, nos decía hace algunos años que el cartel que se había elegido para ese año en su Hermandad no le gustaba. En ese cartel se apreciaba al capataz de su paso, de espaldas, sujetando el respiradero delantero mientras arengaba a la gente de abajo, disponiéndose a levantar el paso. Al preguntarle el porqué de su disgusto, nos contestó que era un cartel del capataz, o de la cuadrilla, pero no de su Virgen. Y hasta cierto punto, esa opinión es trasladable, entendemos, al cartel oficial de este 2008.


Claro, que también comprendemos que las disputas entre unos y otros para que sea una imagen u otra la protagonista del cartel aquellos años en los que el estreno de una nueva imagen deja abierto un abanico más amplio de posibilidades, lleva en ocasiones a optar por la opción fotográfica que menos afecte a la buena relación entre corporaciones.