miércoles, 7 de noviembre de 2007

Un barco con todas las letras

Esto que les mostramos ahora es otro ejemplo de la Semana Santa más sevillana trasladada a otros lugares. Es Ciudad Real y están viendo ustedes la Hermandad de la Flagelación. Debe ser que la A-4 sube influjos cofrades desde allá abajo.
Y es que se trata de un paso de misterio portentoso en tamaño, con impresionante talla de Verdugo, y andares que sin duda despierta algo más que expectación en la capital manchega. Las imágenes son de Ramos Corona escepto la del titular Crisitífero.
Por cierto, ¿creen que un paso así, un misterio de los grandes, tendría cabida en Alcalá -con todo lo que implica un paso de esas características en inversión, una cuadrilla, gente que se identifique con esa forma de entender las Semana Santa-? ¿Veremos algún día el sueño de algunos jóvenes que trabajan ya en un proyecto que culminaría con la salida procesional de un gran paso de misterio?
Esperamos que lo disfruten.






Y ya que estamos en materia, les enseñamos también el paso de palio de la Hermandad ciudadrealeña. Virgen del Consuelo.