domingo, 16 de septiembre de 2007

La Virgen del Val camino de su ermita

Les mostramos diferentes instantáneas de la procesión de la Patrona camino de su ermita del Val.
Tras recorrer las calles Mayor y Libreros, donde al llegar a la iglesia de Santa María, a los sones de Virgen de los Estudiantes, el cortejo fue recibido por la Hermandad de la Soledad representada por su estandarte al que acompañaban algunos miembros de la Junta de Gobierno, el cortejo siguió por Teniente Ruiz y Paseo de la Alameda hasta la Plaza de la Juventud, donde la muy nutrida representación de la corporación municipal, encabezada por D. Bartolomé González, Alcalde de la Ciudad, se despídió. También lo hizo la banda Sinfónica Complutense que había sido la encargada hasta ese momento del acompañamiento musical.
Desde ese punto del recorrido el cortejo continuó su caminar hasta la ermita del Val rezando el Rosario (dirigido desde unos altavoces instalados en un vehículo que precedía a las andas).
El exorno floral, en tonos blancos y rosa muy pálido resultó muy atractivo, al menos para nosotros. Del mismo modo, y como opinión muy particular, el uso de luz artificial para la iluminación de las andas, deslucía el conjunto. La Virgen vestía manto blanco bordado.
El paso procesional, escoltado por cuatro maceros, fue portado por miembros de la Brigada Paracaidista, que con muy distintas graduaciones, aunaron esfuerzos bajo los varales para pasear a la Patrona a las ordenes del capataz, Pascual de Diego.
La representación de Hermandades de Gloria fue amplia, así como de casas regionales.