lunes, 6 de agosto de 2007

Los Santos Niños volvieron a las ruedas

Se nota que el año Jubilar quedó atrás... muy atrás. Ya no hay hombros para que los Santos mártires Justo y Pastor procesionen por las calles de Alcalá. Es más, ni siquiera las Hermandades alcalaínas, algunas de las cuales entraron en polémica discusión en torno a la procesión de 2006, han acompañado a los Santos Niños en su recorrido procesional. Mucho nos tememos que ni siquiera hayan sido invitadas por los organizadores (de haberlo sido, con seguridad hubieran acudido todas ellas, puesto que una invitación de Palacio es dificilmente rechazable, no así las de otras Hermandades o asociaciones).

El caso, y para no extendernos en demasía, es que el imán mediático, en forma de cámaras de televisión, que el año pasado atrajo a tantos cofrades de la ciudad, este año no ha hecho acto de presencia y por lo tanto, las ausencias han sido más que apreciables.
En cuanto a la procesión, decir que tres acólitos abrían el cortejo, seguidos del estandarte y de la Agrupación Musical Jesús de Medinaceli, que se va convirtiendo en asidua a muchas de las procesiones alcalaínas. La presencia de la Esclavitud del Jueves Santo también era patente algunos metros más atrás, ya que las imágenes de los Santos Justo y Pastor han procesionado esta tarde sobre la carroza que en Semana Santa acoge al Señor Cautivo de Medinaceli.

Al igual que ocurrió con el Corpus, el paso resulta totalmente desproporcionado para las imágenes. Así mismo, el exorno floral, como pueden ver en las imágenes, dejaba desangelados, más aún si cabe, a los patronos, en lo más alto del "canasto", iluminados por la ya lamentablemente tradicional solución eléctrica.
Una imagen poco estética en lo que al exorno del paso se refiere, la que nos han ofrecido los responsables de la organización una vez más.

La representación del consistorio y de otras instituciones cerraban el cortejo, que a su paso por la Plaza Cervantes y calle Mayor, congregó a una cantidad no despreciable de público. Y caras conocidas en el mundillo cofrade de la Ciudad, ya que si bien ninguna Hermandad ha formado parte del cortejo, si es cierto que se ha podido ver a varios miembros de distintas Juntas de Gobierno (o Juntas Directivas, que no queremos levantar suspicacias) presenciando el discurrir de la procesión.