jueves, 28 de junio de 2007

Aniversario Macareno

Es evidente que Macarena es algo más que un nombre de mujer. Incluso más que el nombre de una Virgen. Es una forma de entender el amor a una Madre de todos aquellos que se definen como macarenos. Tal vez sea este el motivo de que en tierras lejanas a ese arco que la cobija en San Gil, podamos encontrar su advocación por doquier.
Muchos sabrán que en Madrid, en la colegiata de San Isidro, se venera una imagen de laEsperanza Macaren. Otros, algunos menos, sabrán que en Parla ocurre tres cuartos de lo mismo.
Pues este año 2007 se celebraba en la localidad parleña la llegada, hace 25 años, de la devoción sevillana por antonomasia. Un cuarto de siglo en la ciudad que la Hermandad ha querido celebrar por todo lo alto. Y la mejor forma de hacerlo han pensado que es organizar una salida extraordinaria.


Así, el 24 de junio, la Virgen recorrió en Rosario matutino la distancia que separa su actual sede canónica de la que lo fue durante años. Allí se celebró la Santa Misa ante la imagen mariana y después llegó el frenesí: procesión extraordinaria por las calles de Parla.


Y esto no tendría mucho más que comentar si no fuera por el acompañamiento musical que se dijo que llevaría la Virgen. Sones de lujo, que a más de uno nos hubieran llevado a acercarnos a esa ciudad del sur de Madrid para deleitar nuestros oídos cofrades con nada más y nada menos que la música del Carmen de Salteras. La banda más macarena para esta celebración que a última hora hizo una finta que dejó a más de uno descolocado. Lo que parecía que sería la primera ocasión de escuchar a tan inmesos músicos por estos lares quedó truncado no se sabe muy bien por qué.
El que no faltó a la cita fue D. Alberto Gallardo, capataz de los grandes, que derrochó arte delante de un palio, como si estuviera mandando a sus Angustias
Les dejamos unos videos donde pueden ver lo que aconteció en Parla en la mañana del pasado domingo.