lunes, 18 de junio de 2007

El barro que será madera

Y en la tarde del sábado pasado se dió a conocer el secreto que celosamente guardaban aquellos que tenían todos los detalles en su poder. Fue en la Casa de Socorro, donde no cabía un alma, donde tuvo lugar la presentación. En presencia del alcalde (lo que ha generado una curiosa -por no decir absurda- opinión en el foro de Diario de Alcalá), el Hermano Mayor, D. Manuel Ruíz Bolívar explicaba con satisfacción los prolegómenos a esa presentación. Se visionaron videos de la Hermandad, que recorriendo su historia, presentaban una corporación dinámica que alcanzará, a priori en 2009, una de las metas importantes de cualquier cofradía: sacar su segundo paso.
Fue luego el turno de D. Emilio Pacios Bisbal que con su sabiduría y sentimiento cofrade, desmenuzó el sentido que Castillo Lastrucci le dió a los pasos de misterio sevillanos (y por ende, le pese a quien le pese, a muchos de los que se reparten por la geografía española).
Y así quedó presentado al pueblo de Alcalá, el que será el primer (esperemos que en el futuro vengan más) gran misterio que procesione en Semana Santa. En una Semana Santa en la que seguramente más de uno pretenderá encontrar pegas a este proyecto, a pesar de que el respaldo de Hermanos y cofrades alcalaínos quedó más que patente en la calle Santiago el sábado tarde. Y está claro que cuando algo es tan deseado y el respaldo tan patente, cualquier crítica deberá ser entendida sólo como tal (aceptada pero aparcada), pues la razón ha sido otorgada a mi apreciado Alfonso Muñoz Plaza, Hermano Mayor que un día soñó con este paso por las calles de Alcalá, y también a los que han sabido y querido tomar el testigo para engrandecimiento de la Hermandad.
Ya sólo falta esperar a que las manos del artista den forma a este sueño.