lunes, 28 de mayo de 2007

El barrio de la devoción

El barrio: Nueva Alcalá. La Virgen: María Auxiliadora. Con estos datos se puede presentar un hecho que tal vez pasa desapercibido para muchos de los que se consideran cofardes de la Ciudad, pero que sin embargo arrastra a toda la feligresía de una parroquia alcalaína. Si en la zona norte de la ciudad, la parroquia de Santiago se lleva la palma en cuanto a vitalidad, no se queda atrás la parroquia a orilla del Henares. Y así lo demostró ayer, cuando numerosos feligreses acompañaron a María Auxiliadora por las calles del barrio (recuerden que el pasado año porcesionaron hasta el centro de la ciudad). Sorprendente la perfecta unión y sincronía de gentes de tan distintas edades, unidos todos por su amor a María.

La procesión fue acompañada de los sones de la Agrupación Musical Jesús de Medinaceli, que demostraron una vez más que, a pesar de tener que seguir trabajando y puliendo aspectos musicales, van mejorando notablemente con su esfuerzo y dedicación. También arropaban el transitar de la Virgen los cánticos de los feligreses dirigidos por el párroco, que megáfono en mano, entonaba canciones devocionales.
Una vez dentro del templo la imagen mariana, sonaron para Ella Caridad del Guadalquivir y Presentado a Sevilla. Numerosos aplausos de los asistentes y ¡vivas! a la Virgen despidieron este acto que se volverá a repetir con seguridad, pues la devoción del barrio hará lo necesario para ello, en doce meses.












A los músicos y cofrades, y sobre todo buenas personas Adrián, Ismael y Christian, para que sigan afianzando la base cofrade de nuestra ciudad.