miércoles, 28 de marzo de 2007

La Pasión de Santiago

Cuando faltan escasos días para que llegue ese tiempo que tanto ansiamos, la parroquia de Santiago Apóstol debe ser ya, con casi total seguridad, un hervidero de gente que se afanan en la preparación, un año más, de la representación de La Pasión.

Gentes de todas clases y edades (desde los cinco a los setenta años) inmersos en ésta otra forma de conmemoración, que año tras año va afianzando su sitio dentro de los actos que podríamos englobar dentro de la Semana Santa alcalaína.

Como desde la propia dirección se indica, más que una obra teatral, se trata de un ejercicio de catequesis en grupo: "Es una acto de Fe, una oración comunitaria que lleva más trabajo que las demás, pero que no se aleja de eso, de una muestra de Fe. Nunca hemos pretendido que fuese un espectáculo".
Esta representación se realiza al margen de los actos organizados por la Junta de Cofradías, que no consideró oportuno incluirlo en el programa oficial de actos (tal vez porque no sea una Hermandad la que organice la representación).
A pesar de este deseo de la Junta, La Pasión ha alcanzado un muy alto nivel de aceptación no sólo entre los parroquianos del barrio, sino entre muchos alcalaínos que acuden a disfrutar de una puesta en escena en la que participan activamente gran número de personas (en torno a ochenta), ocupandose desde la escenografía hasta el guión, pasando por la sastrería.
Con gran esfuerzo y dedicación, la dirección de la obra logra transmitir a los presentes la intensidad de los momento previos a la Pasión de Jesús, así como los de Ésta propiamente dicha.
Iluminación, sonido, diálogos, efectos especiales... todo ello creado con imaginación, trabajo e ilusión por un grupo de feligreses, para disfrute de todos cuantos deseen acudir.

No se olvidan desde la organización de hacernos saber que son muchos los colaboradores que hacen posible este acto parroquial, como son las Hermandades de la Esperanza y los Trabajos, la de las Angustias, el Excmo. Ayuntamiento, el coro Diocesano y Look&Find.

Este año el guión ha decidido que sea el propio Redentor quien, en primera persona, les narre la llegada a Jerusalem a lomos de un burro, y todo lo que aconteció a posteriori.
Les recordamos que la cita es en la Parroquia de Santiago, el Martes Santo a las 20:30 horas y que este año, por vez primera, la obra se reprensentará una segunda vez al día siguiente, Miércoles Santo, a la misma hora.

Estamos seguros de que no les defraudará.