jueves, 25 de agosto de 2016

that is not a joke!

Dear,

 

I have recently tried this stuff and it helped me, that's no joke! Read more here http://shawewysti.thelastpagellc.com/aejbxg

 

protocolo resurreccion

lunes, 11 de julio de 2016

fuss

Hey,

 

Have you seen that latest movie? I don't know what all the fuss is about. Before you watch it read a review here http://spazoshuthi.otherplacestravel.com/uefgnotq

 

Sincerely yours, Tertulia La Corriente

miércoles, 11 de marzo de 2015

Vuelve la música a anunciar tu llegada

La Cuaresma nos conduce inexorable a la Semana Santa de 2015. Uno de los actos de los próximos días es el certamen musical que ha organizado la pro-Hermandad de Jesús Despojado. Si quieren bucear en los sonidos de la Semana Santa, no dejen de acudir a este acto, de cuya convocatoria le informamos mediante la nota de prensa de la corporación. ¡Anímense, participen y colaboren! Las agrupaciones participantes no defraudarán a los cofrades y aficionados a la música procesional que acudan a disfrutar de esta magnífica velada musical.

La Prohermandad de Jesús Despojado de sus Vestiduras, María Santísima de la Paz y San Juan Evangelista informa que el día 14 de marzo, a las 18:00 horas tendrá lugar el I Certamen de Bandas "DESPOJADO Y PAZ" en el Auditorio Municipal Paco de Lucía, C/ Ntra. Sra. del Pilar, s/n. 
El Certamen será presentado por el conocido cofrade complutense D. Fernando Ruano y las Bandas participantes serán la Asociación Musical Cultural La Columna de Alcalá de Henares, la Banda de Cornetas y Tambores La Caída de San Lorenzo de El Escorial y la Agrupación Musical La Expiración de Salamanca. El acto será ambientado por el grupo de Baile "Entelarte". 
Las entradas costarán 5 euros se podrán adquirir en varios establecimientos: Local de la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva (C/ José Ruiz Azorín, 59) de 18:00 a 20:00 h. de lunes a viernes, Restaurante Casalar (calle Nardo, 7) y en taquilla una hora del evento. También se pone a disposición un correo electrónico para la reserva de entradas despojadoypaz@gmail.com o en los teléfonos 652085611/618758314.
Habrá una FILA CERO dónde aquellas personas que estén interesadas en mostrar su donativo lo pueden hacer en 2038 2758 986000062738 (Bankia).
La solidaridad también estará presente en este acto dónde con la entrada del evento se recogerá 1 litro de leche o 1 litro de aceite que será destinado a Cáritas de la parroquia de Santo Tomás de Villanueva, dónde las reservas de estos bienes son más que escasos. 


martes, 13 de enero de 2015

Igualá en la Soledad (para salir de mi letargo)

Qué mejor manera de dejar de hibernar que atender la llamada de un amigo que me pedía que me hiciera eco de una noticia. Otros me han escrito en meses anteriores para el mismo fin, y no atendí sus peticiones no por falta de afinidad o de interés, sino porque viendo lo estancado de esta web en los últimos tiempos, creí que la repercusión que pudieran obtener sus noticias sería mínima. De todas formas les pido desde aquí que no se molesten conmigo por el agravio comparativo, pues saben ellos que son muy apreciados y queridos.

El caso es que me ha escrito Rubén Ortega par informarme de una noticia que ya recibí ayer, y que me agrada especialmente. Ahora verán. Las cuadrillas de Alcalá se ponen en marcha un año más. para quien se siente tan cercano al mundo del costal, la cita de una igualá es siempre una noticia de ilusión. 

Vengo a anunciarles que la igualá de los dos pasos de la Hermandad de la Soledad tendrán lugar el

domingo 18 de enero
a las 10:30 la de la Virgen, y a las 12:00 la del paso de misterio
en la casa de Hermandad (c/ Diego de Torres, 3) 

Esta es la noticia, y mi reflexión va en el sentido de que este año, como novedad, deja de ser obligatorio ser hermano para formar parte de las cuadrillas (será suficiente con abonar la papeleta de sitio). Es en mi opinión una sabia decisión la que ha tomado esta Hermandad. Ha debido ser mucha la meditación y reflexión necesaria para llegar a esta decisión que si bien a mi siempre me ha parecido lógica y coherente, no era tan obvia para otras personas con las que he debatido el asunto en numerosas ocasiones. 

Debemos aprender a distinguir qué es imitable de las semanas santas de otros lugares y qué no. Debemos también aprender a ser realistas y entender que una cosa es lo que me gustaría que fuese real, y otra distinta lo que es.

A todos nos gustaría que nuestras hermandades tuviesen la capacidad de convocatoria para reunir a miles de personas para compartir su fe y devoción a Cristo y su Santísima Madre a través del culto a unas imágenes o advocaciones. Pero debemos ser conscientes de nuestra realidad cotidiana. Una de esas realidades es que en Alcalá el colectivo cofrade es reducido en número, y el costalero, más aún. 

Ser costalero tiene algo de devoción, y mucho de afición. Si bien encontramos numerosas muestras de devoción a las advocaciones más arraigadas en la ciudad, no ocurre lo mismo con ese sentimiento cofrade que hace falta que esté presente para que se puedan desarrollar con lucimiento numerosas actividades propias de las Hermandades, entre ellas la de la formación de las cuadrillas de costaleros. Y las Hermandades tienen que gestionar esa realidad no siempre similar a la soñada.

Era necesario que una Hermandad de tanto peso entre las penitenciales de Alcalá diera el paso en ese sentido: el objetivo es sacar los pasos de la manera más digna posible, siempre mejor que el año anterior para seguir mejorando para el siguiente, y para ello es necesario poder contar con cuadrillas compactas y bien nutridas. Porque cuando hay gente suficiente, la salida procesional es el espectacular ejemplo de devoción pública que es la razón de ser de las Hermandades. Cuando no es así, se convierten en verdaderas estaciones de penitencia en el sentido más sufrido de la palabra. Y sinceramente creo que los que van debajo no están ahí para tener en mente el sufrimiento como primera opción, sino que deben pensar en la grandiosidad del resultado que puede obtener la fe de su hermandad con el trabajo entregado de una cuadrilla.

Si las mismas no pueden alimentarse de manera suficiente de la población cofrade alcalaína, buscar fuera a quienes estén dispuestos a poner su oficio, afición, entrega y tesón a servicio de una Hermandad que si bien no es la suya de nacimiento, terminará siendo importante para ellos si la corporación sabe ilusionarlos y cuidarlos.

Unos tienen ganas de trabajar debajo de un paso. Otros tienen dos grandes pasos que sacar a la calle. ¿Por qué no completar esas cuadrillas de hermanos con aquellos que quieran unirse? Esta vez ha sido la Soledad, y creo que algún día será tónica generalizada en nuestro entorno. 

Enhorabuena por la decisión. Creo que el debate profundo ha servido de mucho. ¡Suerte en esta etapa!

martes, 17 de junio de 2014

Supe que te echaba de menos

Que te tengo siempre presente es una realidad incontestable. Hay, en ocasiones, momentos en los que un simple detalle me recuerda que estoy lejos de ti, y la melancolía me invade. En otras ocasiones esa melancolía se entremezcla, de manera graciosa, con la alegría de saberme hijo tuyo. El torbellino de emociones que Tú provocas, inunda, arrolla y todo lo puede. Tú eres la definición de devoción.

Era martes. Un martes que podría haber sido cualquier martes, pero que era especial porque Tú no estabas en tu basílica, sino que te mostrabas regia ataviada con manto celeste y porte soberano en ese besamanos que no se si la Ciudad te regalaba a tí, o Tú regalabas a Sevilla.

Soberano, regio,

Tú, que fuiste primer Sagrario del Señor, recibías a Sevilla en el Sagrario de la Catedral. 

Y desde la distancia, yo intentaba seguirte los pasos. No pude deleitarme con tu presencia el sábado cuando te encaminabas al centro. Leía, eso si, cuantas noticias podía de cómo Sevilla se postraba a tus plantas, en amoroso gesto hacia ti, Esperanza Nuestra. Y di con un video. ¿Cuántos te habrán filmado estos días? ¿Cuántos objetivos habrán quedado prendados de ti?

Pero solo uno me hizo conectar contigo de esa manera tan especial en la que crees sentir que nadie más está pensando en ti en ese momento, que a nadie prestas Tu atención excepto a mi. Sólo un video fue capaz de borrar del mapa los kilómetros que hay entre mi paraíso, que es tu reino terrenal y que tiene una Giralda por faro, y esta otra tierra donde vivo feliz con los míos al tiempo que añoro esa urbe que te ensalza como ninguna otra. Lo encontré de casualidad, y no podía dejar de verlo, una y otra vez. No estaba solo, pero ya mis lágrimas de mezcla de alegría y lejanía no son escandalosas para ella, mi otra amada, y no dijo nada cuando me vio rezarte de esa manera peculiar que tengo. 

La emoción produce emoción: es contagiosa. Cuando veo a alguien buscar con su mirada, de manera sincera y necesitada, la Esperanza que tú irradias, me emociono. Y ese video recoge de manera muy concreta, en una de sus secuencias, esa mirada. Ese beso octogenario de unos labios que solo Tú sabes cuántas veces habrán pronunciado tu nombre. Verte en ese video de Pablo Lastrucci y escuchar el poema de Rodríguez Buzón, encandila. Pero ver cómo la gente acude a ti en busca de nada mas que de Ti, de la Esperanza, emociona.

Me quedé solo. Volví a ver el video no se cuántas veces más. Y sentí la necesidad de ir a verte. Estuve a punto de salir corriendo, llegar a esa cola que decían interminable, besarte la mano y embelesarme manteniéndote la mirada, y luego, de mañana temprana, volver a este mirador desde el que observo en la distancia mi Sevilla.

La razón me pudo, y me quedé aquí. Me arrepentí toda la tarde. Aún lo hago. Supe que te echaba de menos. Supe también que tenía que haberme dejado secuestrar por la emoción y las ganas. Mi paciente compañera, que es mi columna y soporte constante, me lo dijo: "tenías que haber ido". Pero ya era tarde. Sólo me quedaba volver a ver el video. Ahora solo me queda imaginar cómo hubiera sido besar tu mano en aquella tarde de martes.


A mi amiga y compañera Silvia, gallega de pro, convertida en marismeña y ahora recientemente también en macarena, que ha descubierto cuánto limpia por dentro el emocionarse ante Ella, ya sea al encontrarla después del camino desde Triana, o una noche de madrugada por la calle Feria.

jueves, 29 de mayo de 2014

¿Salvador Madroñal vuelve a Alcalá?

jueves, 22 de mayo de 2014

El mes del celeste

Hace seis meses era la época en la que muchas imágenes de la Virgen aparecían vestidas de blanco y celeste, celebrando así la festividad de la Inmaculada Concepción. Era la primera vez que la imagen de Nuestra Señora de la Salud y del Perpetuo Socorro lucía así vestida. Después de haber recibido las muestras de amor de sus hijos en un besamanos celebrado por la Hermandad, la talla volvió a ocupar su lugar a los pies de Cristo Resucitado. En la intimidad del templo catedralicio, y con la paz que despiden sus muros, tuve la oportunidad de encontrarme con Ella a través del objetivo de mi cámara. Como estas fotos, como las de la misma imagen vestida de hebrea que publiqué ayer quedaron casi perdidas en algún rincón de un disco duro, se las traigo ahora.

Espero que sean de su agrado y que la paz que me transmitió esa Virgen esa tarde de diciembre, llegue también a mis amigos que ahora necesitan de esa misma paz, y sobre todo de mucha salud.

Y por si ellos no acuden a ti, Madre mía, ya lo hago yo con el deseo de que escuches su súplica callada pero que Tú oyes con claridad.







 
 


Dedicadas a la Hermandad de la Resurrección y a sus cuadrillas de costaleros.


miércoles, 21 de mayo de 2014

El archivo fotográfico

Echando mano del archivo, encuentro muchas fotos que en su momento se hicieron para disfrute del fotógrafo, claro está, y también para ser compartidas. Pero no todas fueron subidas al blog. Hoy he encontrado estas y se las muestro a ustedes. Me gustaría dedicarle esta entrada y etas fotos a otra fotógrafa que ha visto mucho pasos a través del objetivo de su cámara, y que ahora, "3200" en ristre, volverá a ver enmarcados en en encuadre tan particular otras muchas escenas de cofradías. Te pierdes mucho cuando ves procesiones a través de un objetivo, pero luego satisface mucho revivir los momentos a través de unas fotografías que tú mismo has realizado. Así que te deseo amiga la recuperación de ese disfrute que has tenido aparcado desde Motril.

Y también me gustaría acordarme de un nombre mítico en la fotografía. Más que fotografía cofrade, me atrevería a inventarme la clasificación de "fotografía devocional". Al menos yo relaciono este nombre, esa firma manuscrita en la esquina inferior de tantas fotografías, de manera indefectible, con esas estampas de la Virgen que en apenas tres días conquistará Sevilla a deshora -pues está acostumbrada a hacerlo de madrugada-, para celebrar el L Aniversario de Su Coronación Canónica.

Haretón (familia Velasco) lleva retratando a la Macarena desde 1950. De esa época es la famosísima fotografía de la Virgen de la Esperanza, de perfil, con dos claveles blancos ante Ella. En la web de este estudio de fotografía se muestra una parte de su obra, que tanta gente lleva hoy en día en sus carteras, en la solapa de la devoción, justo al lado de la de la familia.

Así que a Haretón y a Noelia van dedicadas estas fotografías.











sábado, 17 de mayo de 2014

El Corpus Christi

Una de las grandes fiestas religiosas de mi ciudad es el Corpus Christi. Se celebra desde 1426 y hoy en día se mantiene el Jueves siguiente a la festividad de la Santísima Trinidad como fecha en la que procesiona por las calles del centro un cortejo numeroso formado por Hermandades de la ciudad y autoridades civiles y religiosas, acompañando a los nueve pasos que participan en la Solemne procesión. Calles adornadas, romero que alfombra el suelo de Sevilla y la adoración de rodillas ante la presencia real de Cristo en ese altar de plata que es la custodia de Arfe. Y así lo publicita el Ayuntamiento sevillano que, como ya demostró con el video promocional de la Semana Santa, ha apostado por dar a conocer sus riquezas de la manera que la ciudad merece. Y eso que no es de interés turístico...



lunes, 12 de mayo de 2014

Mi momento de esta Semana Santa

La noche del Martes Santo empezaba a apoderarse de la ciudad. Las Hermandades que tenían su entrada prevista para las primeras horas de esa noche que ya era casi de luna llena, comenzaban a llegar a sus templos. Nosotros nos habíamos entretenido y no estaba seguro de si llegaríamos a tiempo. De Bustos Tavera a San Marcos, y por Castellar hacia la Plaza de los Carros. Callejeando llegamos a la trasera de Omnium Sanctorum. En nuestro caminar hacia ese punto, avanzando por la calle González Cuadrado, paralela a Palacios Malaver -que es la que recorría la cofradía-, oíamos con nitidez los sones de la banda que acompañaba al paso de palio interpretar La Madrugá. Aceleramos el paso y llegamos justo a tiempo de ver el paso del Crucificado de las Almas salir de esa calle con sabor a barrio, camino de la fachada principal de Omnium Sanctorum donde la ojiva esperaba poder abrazarlo a su vuelta al templo. Un monte morado desde donde se izaba el cuerpo muerto de Cristo. Esa cadencia que desde hace años caracteriza el andar de ese paso, más lenta si cabe que otras veces. Incluso demasiado lenta, diría yo. Más cerca de un costero que de un andar largo. El paso en si es una maravilla; el color de las flores destacando sobre el dorado, un regalo; y el cuerpo inerte de Cristo, un portento del arte de la imaginería.

Una cofradía cómoda de ver, pues los pasos no los separan interminables filas de nazarenos (qué curioso: en algunos lugares se estrujan los sesos para ver cómo poder separar los pasos por la falta de nazarenos, se discute qué se debe estar haciendo mal para perder año tras año personas en los cortejos... y en otros lugares algunos agradecemos poder ver los pasos sin tener que esperar los 90 minutos de paso que anuncia El Llamador para algunas cofradías). 

Llegaba por Palacios Malaver la Virgen. Gracia y Amparo, arriada en el último tramo de la calle, a la espera de la entrada del paso de Cristo y del movimiento en los tramos de nazarenos que la precedían para poder cubrir Ella también los últimos metros de su recorrido procesional. Se levanta el paso, y Julián Cerdán -banda de la que guardo muy entrañables recuerdos de infancia, con la Virgen del Carmen en Bonanza- comienza a interpretar una marcha. El repertorio de este paso es serio, como lo es el estilo de la Hermandad. Los sones que aún algo alejados me llegaban entremezclados con el murmullo del públic me eran desconocidos. El paso llegó a la vuelta, y por la proximidad, la melodía me llegaba entonces con claridad, pero me seguía resultando novedosa. De esa música que enseguida resulta familiar, como si la hubieses escuchando antes, pero a sabiendas de que no es así.

Sonaba así la música que inundaba en entorno de la trasera de la antiquísima parroquia de la calle de la feria...


 Cada corneta sostenía una campana (tubular) y avanzaban de espaldas al sentido de la marcha, mientras que otro componente de la banda, partitura en mano, martilleaba los largos tubos metálicos cuando los papeles así se lo pedían. Cara de sorpresa y asombro entre mis amigos, supongo que similar a mi expresión. Esas son las cosas de la Semana Santa. Me cuesta explicar a los profanos que no todos los años es lo mismo. Cada primavera regala momento únicos e irrepetibles muchos de ellos. Y este que les cuento es uno de ellos. Aunque vuelva a sonar esa marcha en esa vuelta el año que viene, y yo sea tan afortunado como lo he sido este año por poder estar allí, mis sentimientos ya no serán los mismos. 

Según avanzaba ante nosotros la banda se comenzaba a escuchar un "¿cómo se llama?" que alguno de nosotros preguntaba a otro que alargaba el cuello en busca del título de la pieza en el encabenzado de los papeles de los músicos. En algún momento, cuando la melodía se tornaba ora dulce ora contundente, nuestras miradas volvían a encontrarse y todos parecíamos decir, aún sin mediar palabras, "que suerte hemos tenido".

Me siento muy afortunado y orgulloso de ser sevillano y de vivir con tanta intensidad mi Semana Santa. Me siento afortunado de tener cerca en esos momentos a mis amigos, aunque me faltara alguien que si bien no disfruta como yo de esos momentos, si los vive a mi vera cuando se tercia y creo en el fondo que la asombran a su manera...

La marcha, que casi olvido decirlo con tanto sentimentalismo, se llama "El Sepulcro". La compuso Roque Baños para la banda sonora de Alatriste (con el título de "Cuenta lo que fuimos"), pero finalmente fue ampliada -originalmente la pieza dura 3:50- y reinstrumentada -por Bernal Gutiérrez- para poder ser interpretada por banda de música. Está dedicada al Santo Sepulcro de Jumilla, localidad natal del compositor.

Ha sido el momento de mi Semana Santa y el descubirmiento musical de este año, sin duda alguna.


viernes, 11 de abril de 2014

El domingo cobrará vida

martes, 8 de abril de 2014

Los que desaparecen como el humo

Hace ya semanas estaba escuchando "El Llamador" y esa noche se estrenaba una nueva sección llamada "el purgatorio", en la que a modo de tertulia se desgranaba en concreto una polémica reciente en el seno del Consejo de Hermandades de Sevilla.

Participaban Joaquín Delgado Roig, Joaquín Moeckel y Adolfo Arenas. El segundo, que fuera Hermano Mayor del Baratillo, habla sin tapujos de esa gente que desaparece de la Hermandad cuando deja de ostentar un cargo. Cargo que atrae con imán a más de uno que se perpetúa en el cargo.

Y Moeckel lo dice claro claro, y alto. Muy benévolo en mi opinión ha sido con lo que se merecen los aficionados al photocall cofradiero de los que este mundillo parece estar lleno.

A todos esos gachones*, ¡dedicada esta entrada!

(Un gachón es un varón, pero en ocasiones se utiliza con tono despectivo siendo sinónimo caradura, sinvergüenza)


lunes, 7 de abril de 2014

El tiempo según el NOAA


domingo, 6 de abril de 2014

Silencio, se pregona

Hay localidades que pregonan la Cuaresma. Otras, pregonan su Semana Santa. En unos casos se llama pregón a una homilía o a una catequesis. En otros, el pregón lo declama un cofrade. En unos casos el pregonero es designado por una institución y en otros por un equipo unipersonal de trabajo.

Supongo que toda modalidad es buena cuando al pueblo le agrada. Lo que sería malo es que se hiciera de una manera u otra sólo porque le gustara a una única persona que se atribuya de manera secular el derecho a organizarlo. 

Hoy es el pregón en mi tierra. Hoy se canta a los cuatro vientos que estamos a una semana de que lleguen nuestros días de referencia. En el final de esta Cuaresma te estoy extrañando más, Sevilla. Te siento lejos. Tengo miedo a lo efímero y me gustaría prolongar las emociones pudiendo vivir las semanas previas a la Semana Santa. Semanas que llenan los sentidos y son preparación cierta para el alma de lo que se está por vivir. 

A siete días de lo que más ansío, solo deseo que el sol que brilla hoy en Alcalá esté presente para todos en nuestras semanas santas. 

sábado, 5 de abril de 2014

La Amargura



A mi muy querida amiga que anda atravesando una etapa algo amarga. En una semana la verás en la calle y las penas, serán menos penas.

domingo, 23 de marzo de 2014

Sus pasos estorban. No hay sitio...

Hoy es 23 de marzo. Hoy faltan tres semanas para que amanezca un nuevo Domingo de Ramos, y veintiséis días para que la Carretería llene el Arenal de Sevilla con su sabor clásico. Casi un mes. 

¿Y saben qué? Qué el Santísimo Cristo de la Salud ya está presidiendo su monumental paso de misterio. Si. Ya está en lo alto del canasto de las maromas.

Que alguien por favor le mande un enlace de esta entrada a alguno de esos Sacerdotes, Párrocos, Priores y Prioras (si por una casualidad recóndita los hubiera...) a los que montar los pasos en un par de días les parece razonable,  o a aquellos a los que los pasos les estorban en sus templos (si es que conocieran ustedes algún caso). Yo creo que hasta que esas personas no entiendan lo mucho que aporta la religiosidad popular, en este caso concreto la presencia de los pasos de una cofradía en la iglesia, la Semana Santa de Alcalá y sus cofradías no relucirán lo que en otras circunstancias podrían (no como para caprichosamente convertirse en fiesta de interés turístico nacional como se pretende desde el Ayuntamiento, pero si para mejorar un punto más. Y sobre todo para que las hermandades sean parte de la Cuaresma).


Los pasos de la Hermandad de Jesús Despojado
En la Parroquia de Santiago, cuatro pasos ya esperan a ser montados

viernes, 14 de marzo de 2014

Las emociones definen las cosas importantes

Soy consciente de que la Semana Santa es muy importante en mi vida cuando con algo tan simple como oler la flor del naranjo, llego a emocionarme.


Aquí si, huele ya a Semana Santa...

martes, 4 de marzo de 2014

Mis primeros discos

Recuerdo el momento, aunque con dificultad lo podría ubicar en el calendario. Se que estaba en casa de mis abuelos y mis padres habían ido al centro. A su vuelta, posiblemente del Corte Inglés del Duque, traían consigo un regalo. Nunca dijeron que fuera para mi, pero me apoderé de él casi sin preguntar. Eran dos discos de los de antes, de vinilo. Uno de ellos, de la Municipal de Sevilla. Más concretamente, de los profesores de la Banda Municipal de Sevilla. El título era "Grandes marchas de la Semana Santa Hispalense". En su portada, la presea de la Coronación Canónica de la Esperanza de Triana estrenada un año antes (el disco es de 1985).

Este regalo no lo conformaba un único disco, sino que acompañando al de la Municipal, otro con
Imagen de www.marchascofrades.com
marchas de Cristo llamó mi atención más que el primero. En la portada, los últimos tramos de nazarenos blancos antecedían a los acólitos y al paso de misterio. Un paso barroco y dorado, con cuatro faroles. Una estampa colorida y luminosa, la de ese paso cruzando el parque de María Luisa. El Cristo recibía la Cruz de manos de dos sayones. Cuando escuché el disco recuerdo que le decía a mis padres que yo quería ir a ver ese paso en Semana Santa. En realidad lo que quería era escuchar esas marchas que tanto me habían enganchado. Por aquél entonces no sabía que era el paso de la Paz, que para verlo tendría que dejar de salir en San Roque, y que aunque lo hiciera, no escucharía esas marchas a no ser que me fuera a la otra punta de Sevilla. Ese rincón donde la Buena Muerte de Cristo es llorada por María Magdalena, orgullo de Lastrucci, y la banda que yo quería escuchar ponía sones a la escena pasional, dura y triste. 

-"Los Cristos muertos no llevan agrupaciones detrás". -"¿Ah, no? San Bernardo la llevó. La Hiniesta la lleva". La llevaba entonces, y la sigue llevando, para alegría de muchos nostálgicos. La que fue la gran acompañante de los pasos de Cristo en Sevilla, ha quedado relegada en la capital a una presencia casi anecdótica. Muchas bandas llegaron, tocaron y se perdieron cuando su calidad ya no estaba a la altura. A Santa María Magdalena no le pasó eso. A Arahal se la llevó por delante la moda. En una época estaban de moda las agrupaciones. Los Caballos llevaban agrupación musical, el Buen Fin la llevaba, San Bernardo, la Hiniesta, El Despojado,... Pero llegaron las cornetas y desplazaron a los xilófonos. La cultura pendular. En unos años volveremos -si no estamos ya en el camino- a ver el resurgir de las agrupaciones. Para eso en la Comunidad de Madrid se va un paso por delante en la actualidad. 

El Despojado dejó las cornetas hace unos pocos años y recuperó a Virgen de los Reyes. El Carmen Doloroso también ha apostado por la agrupación. Dudo que San Bernardo vuelva a escuchar en el futuro medio "El Puente de San Bernardo" o "Salud de San Bernardo". Siempre nos quedará youtube.

Arahal es el guardián más celoso de la tradición musical de agrupaciones, como la Centuria macarena lo es de la corneta. Admiro la evolución disparada por Cigarreras, como agradezco y disfruto de "A la Gloria", "Serva la Bari" y demás composiciones del nuevo estilo. Pero igual que necesito escuchar Pasa la Macarena o Cristo del Amor para decir que mi Semana Santa ha sido completa, necesito escuchar una de esas marchas de Manuel Rodríguez Ruiz. Él fue una figura para la música procesional como lo es González Ríos o Gámez Laserna. Sin él, no habríamos llegado a este punto en lo musical. Sin él, se hubiera perdido la esencia. Me entristece cuando escucho a jóvenes músicos con poca experiencia y pocos discos oídos decir que esas marchas de antes no valen nada. Me entristecería saber que las Hermandades cuando contratan agrupaciones, descartan de sus repertorios las marchas de siempre. Pero el libro de los gustos está en blanco. Menos mal que yo tengo una libreta sólo para mi, en la que tengo bien estructurados los míos. Y en letras mayúsculas tengo escrito ARAHAL.



Cincuenta años de marchas procesionales. Cincuenta años de trabajo. Cincuenta años de recuerdos -los míos solo llegan al 85-. Cincuenta años que se celebran este 2014, y que ha contado con una exposición que fue clausurada con este concierto que inundó mis ojos de lágrimas en algún momento de ese 16 de febrero en el Círculo Mercantil de Sevilla-. Escuchen por favor con atención Alma de Dios. Hay que tener la categoría de Arahal, la categoría de las grandes,  para no olvidarse de las flautas en su plantilla.

Pensaba mientras escribía esta entrada en aquellos padres que me regalaron esos discos -no sabían lo que estaban haciendo-, y en ese otro desterrado hijo de Híspalis que se llama Agustín y que conseguirá acercar esos sones a esta tierra castellana más pronto que tarde.

martes, 11 de febrero de 2014

Sigue acercándose

viernes, 7 de febrero de 2014

Las señales comienzan a sucederse